Cádiz

Una Mina de desperfectos

  • Siete años después de su última reforma, la céntrica plaza presenta un mejorable aspecto. La mayoría de los bancos tienen losas rotas, verdín y suciedad en sus asientos.

Comentarios 4

a última gran reforma que sufrió la plaza de Mina data de finales de 2009. Han pasado siete años y el deterioro de este céntrico espacio es notorio. Entre el uso, el desgaste y el vandalismo, la plaza cuenta actualmente con un buen número de desperfectos. Lo más notable en la lista de tareas pendientes para la Delegación Municipal de Mantenimiento Urbano es el estado de los bancos. La mayoría de ellos tienen rotas o desprendidas las losas azules de los rodapiés. Además, en muchos casos es visible el verdín por la humedad y la suciedad que se acumula en los asientos, por lo que se precisa un baldeo a conciencia con jabón incluido o chorro a presión. Y piden a gritos una mano de pintura blanca. 

“La plaza está abandonada”, dice un anciano sentado en un banco mientras señala sus desperfectos. Quizás exagere, pero Mina tiene historia, categoría y tirón como para contar con un mantenimiento más constante por parte del Ayuntamiento. Además de los daños en los bancos también se observan muchas roturas de losas en las escalinatas que dan acceso al centro de la plaza. Muy  cerca se aprecian columnas rotas en la balaustrada más cercana al Museo Provincial, donde los ¿artistas? callejeros han dejado su firma con pintura roja. En el centro, asimismo, falta una reja de las que rodean uno de los jardines. 

Por cierto que los jardines muestran una excesiva aridez. La falta de verde y flores llama la atención, especialmente en los alrededores del ficus ubicado en la esquina de la plaza frente al Callejón del Tinte. Alrededor del árbol todo es tierra. En el jardín de detrás del kiosco de golosinas es casi ininteligible el cartel que pide respeto por la zona verde. Enfrente, muy cerca de la entrada a la plaza desde las calles San José o Enrique de las Marinas, el hundimiento de una plancha de hierro ha dado paso a la elevación de la solería, con el consiguiente peligro de tropiezo para los viandantes. 

La reforma del año 2009 tuvo un  coste de 1.089.156,27 euros y se llevó a cabo con fondos del Plan Proteja de la Junta de Andalucía. Entonces, además de la reforma del pavimento de la plaza se acometió la renovación de las piezas de los alcorques y el repintado y reposición de las piezas en mal estado de los bancos. Los trabajos posibilitaron asimismo la eliminación de las barreras arquitectónicas, suprimiéndose los escalones y colocando todo el pavimento a nivel con el resto de la plaza.

En el mismo proyecto financiado con el Plan Proteja se ideó la construcción de un templete en el centro de Mina, recuperando así la clásica estampa de este espacio durante décadas cuando allí sonaba la música. La iniciativa no prosperó aunque el entonces equipo de gobierno informaba en febrero de 2010, cuando acabaron las obras, que el proyecto del templete se había aprobado en la última reunión de la comisión provincial de Cultura, después de que la Junta rechazara varias veces el planteamiento municipal. Nada más se supo. Ahora, Mina demanda actuaciones más necesarias y urgentes que la instalación de un templete. La música que suena desafina. En una plaza que fue santo y seña de la infancia de miles de gaditanos. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios