Nuevo proyecto de integración muelle-ciudad El puerto busca ya gestores para los 175.000 metros que le sobran a Concasa

  • La empresa de contenedores ocupará nada más que 45.000 metros de la nueva terminal

Foto de archivo de la terminal de Concasa, que pronto quedará totalmente desalojada de contenedores. Foto de archivo de la terminal de Concasa, que pronto quedará totalmente desalojada de contenedores.

Foto de archivo de la terminal de Concasa, que pronto quedará totalmente desalojada de contenedores. / Julio González (Cádiz)

Teófila Martínez lo tiene muy claro y ha utilizado sus primeros 225 días al frente de la Autoridad Portuaria de la Bahía de Cádiz para impulsar aquellos muchos, demasiados, temas pendientes que tiene el puerto de Cádiz para ganar en competitividad frente a los muchos, demasiados, competidores que tiene a muy pocos kilómetros.

La pavimentación del suelo que ocupará dentro de unos meses la empresa gaditana Concasa para la gestión del tráfico de contenedores es tan sólo una de las prioridades que se ha marcado la ex alcaldesa y ahora presidenta de la APBC para dar el impulso necesario a las infraestructuras portuarias de la Bahía.

Precisamente este viernes pasado acabó el plazo de entrega de proyectos para asentar el firme de estos 45.000 que inicialmente ha ganado en concurso Concasa y desde la propia APBC confirmaban que han sido varias las firmas que se han mostrado especialmente interesadas en llevar a cabo esta pavimentación. Cabe recordar que en una primera licitación para la adjudicación de la gestión y explotación de esta nueva terminal de carga se indicaba que la empresa que ganara debía ocuparse de pavimentar su suelo, pero el concurso quedó desierto. Esto obligó a la Autoridad Portuaria a cambiar el pliego de condiciones y modificar unos cuantos puntos para hacer más atractiva esta adjudicación.

Y así parece haber sido y Teófila Martínez mostraba este viernes su intención de ponerle las pilas a la empresa que pavimente esos 45.000 metros, de manera que los trabajos acaben cuanto antes.

La presidenta de la APBC mostraba a este Diario su esperanza de que el traslado de Concasa se lleve a cabo cuanto antes para que lo más pronto posible se vean allí grúas y movimientos que puedan provocar el efecto llamada de nuevos y necesarios clientes para Concasa.

Pero no hay que olvidar que de los 220.000 metros cuadrados que componen esta primera fase de la nuevas terminal de contenedores, tan sólo 45.000 tienen ya “dueño”: Concasa. Los 175.000 metros restantes permanecen ociosos y a la espera de ideas y proyectos, todos ellos relacionados con la actividad marítima. Al parecer, esa superficie saldrá a concurso antes de fin de año pero aún se desconoce el contenido de sus pliegos. De esta manera, o se saca un pliego que sólo hable de contenedores o bien uno que abra la posibilidad de hacer de este nuevo muelle nacido cerca de Navantia una terminal polivalente. Esta segunda opción es la que parece que le gusta más a los empresarios portuarios, ya que abriría las puertas a otros muchos proyectos que pudieran generar pronta riqueza y creación de puestos de trabajo.

Si esos 175.000 metros fueran a parar a algún gigante de los contenedores, éste tendría que convivir en la misma península con Concasa, algo que ocurre en grandes puertos como el de Valencia.

La otra opción, la que haría polivalente a esta terminal, abre la entrada a otras actividades portuarias nuevas que vendrían a sumar a los tráficos ya existentes y que darían “vidilla” a las empresas de la Bahía y a los trabajadores de los distintos servicios portuarios (prácticos, amarradores, estibadores y remolcadores).El amarre, estancia o reparación de grandes cajoneras es una actividad que ya se está llevando a cabo en la nueva terminal. Tanto es así que la Autoridad Portuaria regida por Teófila Martínez estudia una suculenta bonificación para empresas que, como Acciona, tienen amarradas en la nueva terminal varias plataformas de este tipo.

Otro uso que se podría tener en cuenta es la reparación de buques y plataformas a flote, es decir que no requieran un dique seco para su ejecución. Al igual que lo anterior, este uso ya se está llevando a cabo en la nueva terminal, en el caso de las plataformas, o en el Muelle Ciudad, en el caso de buques que han requerido algún tipo de reparación menor urgente.

El almacenamiento y dispensación de gas natural licuado (GNL) a las nuevas generaciones de buques que utilizan el citado líquido como combustible para sus motores es otro de los posibles usos que se barajan para la nueva terminal.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios