Mantenimiento urbano en Cádiz Un plaza San Juan de Dios que parece mayor

  • El pavimento está muy deteriorado, sobre todo en lugar donde se ubicaban los taxis

El pavimento se encuentra en pésimas condiciones. El pavimento se encuentra en pésimas condiciones.

El pavimento se encuentra en pésimas condiciones. / Julio González

Comentarios 0

La plaza de San Juan de Dios es un lugar que desde que cambió su fisonomía en el año 2012, su pavimento no ha levantado cabeza. Las prisas con las que se acometieron aquellos trabajos para que estuvieran a punto para la fecha el Bicentenario de la Constitución, el 19 de marzo de 1812, tuvo sus consecuencias casi desde el mismo momento en el que se volvió a abrir la plaza de nuevo al público: losas que estaban sueltas y diversos desniveles jalonaban toda la plaza.

Durante estos siete años el lugar ha tenido desde el traslado de la estatua de Moret a unas obras en los alrededores de este monumento para impedir que haya inundaciones en las calles aledañas.

La plaza de san Juan de Dios, aunque sea sólo por un pequeño carril , tiene bastante tráfico para atravesar de Lázaro Dou hasta la avenida del 4 de diciembre de 1977. Sin embargo, lo que sí ha dañado el pavimento ha sido la presencia de los taxis en la plaza. Aunque en un principio se habló la posibilidad de que este servicio no estuviera situada en la misma, al ser uno de los puntos neurálgicos del casco histórico, el anterior equipo de Gobierno decidió que fueran situados en la zona que está situada entre Lázaro Dou y Plocia. Eso les obligaba a entrar por la parte peatonal para poder cambiar de sentido.

Este lugar se encuentra en pésimas condiciones con unos desniveles en el pavimento que se han convertido en escalones, lo que lo convierte en un peligro.

Desde hace unas semanas, los taxistas no estacionan donde lo han hecho siempre y los han puesto más cerca de la avenida del Puerto, en la fachada lateral del edificio Fénix, por lo que no tienen que dar un giro para encarar la salida. De momento, para impedir el paso se ha puesto un macetón, aunque es salvable por los coches, tal y como ocurrió en la mañana de ayer con uno que se dirigió a la calle Plocia para descargar en uno de los bares.

No sólo los taxis han causado problemas. Lo alcorques de las palmeras que están en ese tramo se han elevado y, en algunos casos, se encuentran rotos por el crecimiento de las raíces de los árboles, situación que va a ir a más.

La plaza de San Juan de Dios necesita una labor de mantenimiento importante porque en siete años parece que le han caído décadas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios