Cádiz

Malestar tras el cruce de comunicados

  • PSOE y Ciudadanos piden a los colectivos que se retracten de sus acusaciones contra la oposición por sus críticas al borrador del Plan Municipal contra la Violencia de Género

Un grupo de personas protestan contra la violencia de género en la plaza del Palillero.

Un grupo de personas protestan contra la violencia de género en la plaza del Palillero. / jesús marín

La bronca está instalada en la rutina de la política municipal desde el inicio de la presente legislatura. No es nada nuevo. La política se alimenta, en parte, de ella. Sin embargo, la controversia que ha rodeado a la celebración el pasado miércoles de una sesión de trabajo para la elaboración del Plan Municipal contra la Violencia de Género ha dado un paso más allá de lo normal con la entrada en escena de los colectivos sociales que participaron en esta reunión.

El comunicado difundido por 15 colectivos de la ciudad -13 tras desmarcarse de él Cruz Roja y la Asociación Las Desamparadas tras su publicación-, en el que denuncian que "el evento estuvo politizado" por "las compañeras del PP, PSOE y Ciudadanos en un sentido destructivo" y rechazan "los ataques desagradables y el maltrato institucional que ha sufrido el personal técnico de la Fundación -Municipal de la Mujer-", ha provocado un importante malestar en los tres grupos municipales señalados. De hecho, tanto PSOE como Ciudadanos solicitaron ayer que se retractaran en sus palabras al considerar que están alejadas de lo que sucedió en esta reunión.

Dos organizaciones se desmarcaron el domingo como firmantes del escrito

La polémica se inició el pasado jueves con la emisión de diferentes comunicados de prensa por parte de los tres partidos de la oposición. Todos ellos manejaban dos claves coincidentes: la ausencia en el encuentro de la concejala de la Mujer, Ana Camelo, y los errores del borrador presentado.

Al día siguiente, Camelo se defendió a través de un comunicado de prensa atacando a la oposición por dedicarse a "echar por tierra el trabajo" del Plan Municipal contra la Violencia de Género "sólo para obtener rédito político".

Cuando todo parecía que se iba a quedar en el ámbito de lo político, saltó al social con el comunicado de los colectivos en el que, entre otras cuestiones, se criticaba a la oposición. El domingo, la Asociación Las Desamparadas contestó rápidamente para comunicar que "no compartimos el contenido" del citado escrito y "mostrar nuestro absoluto rechazo a las afirmaciones que en esta noticia se hace utilizando el nombre de nuestra asociación, que se ha utilizado sin nuestro consentimiento y aprobación".

Tampoco se quedó atrás la asociación Mujeres Vecinales de la Federación de AAVV 5 de Abril -que no figura entre las firmantes del citado documento- al asegurar en otra nota de prensa que el "comunicado se encuentra incluso rubricado por entidades asociativas que no se encontraban presentes en dicha reunión". Por ello, y tras señalar que no comparte las críticas por lo sucedido, aseveró que el Plan Municipal contra la Violencia de Género es "una mera declaración de intenciones" al carecer de contenido material, medidas y presupuesto.

El malestar en los tres grupos de la oposición es evidente al sentirse atacados y considerar que no se ha contado la verdad de los sucedido. La concejala del PSOE María José Rodríguez manifestó ayer que "nos levantamos ayer -por el domingo- con una noticia desagradable. Hablar de agresividad y maltrato institucional es muy grave y es algo totalmente gratuito". Ante esto, la edil pidió que "se retracten y cuenten la verdad" para evitar que "se desvirtúe un proyecto en el que tenemos que estar todos".

De hecho, Rodríguez indicó sobre la participación de los grupos políticos en la reunión que "la crítica fue desde un punto de vista constructivo". "Cuando se hace una crítica no es boicotear un proyecto, es enriquecer el mismo", sentenció la socialista.

Por ello, resaltó que este aspecto se pudo ver en el desarrollo de la reunión, ya que "se terminó haciendo un proyecto de trabajo, con diferentes áreas, grupos motores y uno matriz".

Por todo lo sucedido, Rodríguez remarcó que "lo que quiero es que esta polémica se acabe y que se trabaje por y para las víctimas de la violencia de género".

Por su parte, la concejala de Ciudadanos María Fernández-Trujillo fue explícita al asegurar que "han metido la pata hasta el fondo" con el comunicado, sobre todo porque "han intentado enfocarlo en el ataque a los técnicos", algo que le pareció "muy grave". Por este motivo, consideró que "deben retractarse y pedir disculpas".

Fernández-Trujilo apuntó que Ciudadanos "va a seguir trabajando en el Plan Integral. Es muy necesario para esta ciudad y siempre estaremos abiertos a colaborar de forma honesta". "Yo puedo criticar que una cosa no es correcta o que necesita mejorar y no es una labor destructiva", recalcó.

Por último, el Grupo Municipal Popular sólo quiso manifestar sobre esta polémica que "la asociación que ha montado esto se ha retratado ella misma al suplantar la identidad de otras entidades".

La asociación Mujeres Vecinales se volvió a mostrar ayer muy crítica por la situación generada. "Podríamos pensar que esto es una cortina de humo. No entendemos dónde estuvo la violencia. Varios grupos opinaron sobre las carencias del borrador", afirmaron desde el colectivo.

Con todo, ahora queda volver a reconstruir el camino para que el Plan Integral pueda elaborarse.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios