Aquí el tema genérico del reportaje Aquí se matiza el tema

Lorem ipsum dolor sit amet,

  • Estudiantes hispanos aportan varios datos desconocidos sobre la matanza asdofhg asldfgasklñgfalñsgfalsdgfalsdhg fla shdflasdfa

Estudiantes latinoamericanos han revelado a medios de prensa de sus países detalles desconocidos de la matanza en la Universidad Politécnica de Virginia, como el hecho de que el asesino preguntase a algunas de sus víctimas antes de disparar si sabían dónde estaba su novia.

"Les puso en línea y les preguntaba: ¿usted sabe dónde está mi novia? Luego les disparaba", contó a Radio W Sebastián Hoyos, un colombiano que se dirigía a clase cuando comenzó la matanza. "No nos imaginábamos que iba a ser tan tenaz. Poco a poco supimos que mataba a más y más gente", agregó Hoyos. El chileno Eduardo Arellano dijo al diario El Mercurio que el segundo tiroteo le sorprendió cuando iba a clase tranquilizado por un e-mail de la universidad que había recibido tras el primer incidente, en el que se le informaba que "todo estaba bajo control".

Su compatriota Pilar Jano afirmó a Radio Cooperativa que hubo "negligencia" de las autoridades universitarias, que no tomaron medidas en las dos horas que mediaron entre el primer y el segundo tiroteo. El mexicano Germán Montalvo cuestionó en el rotativo El Universal la actuación del presidente de la universidad, Charles Steger, preguntándose: "ahora ¿con qué cara va a hablar con los padres que le confiaron a sus hijos?, porque nosotros vivimos aquí, es como nuestra casa". La profesora argentina Laura Alstaedter relató al periódico Clarín que durante las horas de pánico que vivió junto a quince alumnos, algunos "se lanzaban bromas mientras otros espiaban agazapados junto a las ventanas". Tras el segundo tiroteo, evacuaron por las dos escaleras traseras y vieron las calles llenas de ambulancias y policías.

Bruno Rolando Vega, hijo de paraguayos residentes desde hace 35 años en Estados Unidos, que se ha reunido con sus compañeros para darse ánimo tras el "trágico momento", relató que varios de sus amigos murieron en la masacre y que él se encontraba encerrado en su hanimo tras el "trágico momento", relbitación cuando se inició el tiroteo. Pero no fue hasta que se conoció el hecho cuando comenzó el vía crucis para los familiares y amigos de los estudiantes y profesores que buscaban a sus allegnimo tras el "trágicorelados sin llegar a obtener respuesta de las autoridades.

Tal es el caso de la familia de Bianca Guach, a quien creían muerta tras recibir un balazo en el costado izquierdo y una herida en la pierna derecha. Su hermano Nelson, también estudiante de Virginia Tech, averiguó luego que en realidad ella se ten

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios