crónica de san juan de dios

Llega la hora de hablar en el juzgado

  • Aguas de Cádiz. Lo mejor que le podía pasar a Ignacio Romaní es que el asunto pasara a los tribunales

Ignacio Romaní, en una comparecencia para una declaración en los juzgados hace años. Ignacio Romaní, en una comparecencia para una declaración en los juzgados hace años.

Ignacio Romaní, en una comparecencia para una declaración en los juzgados hace años. / román ríos

Comentarios 2

2lo mejor que le puede ocurrir a Ignacio Romaní es que el asunto de Aguas de Cádiz acabe en los juzgados, el único lugar donde recibes un sello certificado con la inocencia o la culpabilidad por los hechos realizados. Todos los debates en los medios de comunicación, las declaraciones y posicionamientos de los distintos partidos, las comisiones de investigación estériles sólo vienen a añadir o a restar ruido pero en ningún caso terminan por sentenciar si se ha producido una irregularidad en la actuación de Ignacio Romaní como presidente de Aguas de Cádiz por la subvención de 42.000 euros al observatorio dirigido por Carlos Guillén, que también fue el director de su tesis.

Esta semana han salido a la luz sendos informes, uno de la Universidad de Cádiz y otro encargado por Aguas de Cádiz que no dejan en muy buen lugar al concejal del Partido Popular ni al propio Guillén.

Hace unos días señalábamos en este mismo espacio que si desde el equipo de gobierno se tenía claro que se había producido "una malversación de libro", tal y como sostenía a micrófono cerrado un miembro del mismo, había que ir a los juzgados, porque lo demás era marear la perdiz. El informe de Aguas de Cádiz así lo recomienda pero ahora la empresa municipal tendrá que dar el paso decisivo.

Si esto ocurre, Ignacio Romaní se tendrá que enfrentar al dilema de si da un paso al lado para centrarse en su defensa o decide seguir en el escaño municipal con unas elecciones municipales a un año vista y con el partido fuera del gobierno central y tratando de rehacerse a la nueva situación del posteofilismo.

A veces se puede pensar que optar por la retirada es reconocer los hechos pero su presencia va ser la diana perfecta para los rivales para tratar de socavar el discurso o cualquier propuesta de los populares y del candidato Juancho Ortiz.

Desde el PP y el propio Ortiz han cerrado filas en torno a Romaní. Ahora tiene por delante dos caminos que tomar, y cualquiera de ellos puede ser doloroso.

1

En el pleno extraordinario de esta semana para la aprobación inicial de los presupuestos municipales el portavoz de los socialistas, Fran González, en su intervención final lanzó una puya al candidato pepero Juancho Ortiz y le recordó que debería haber tenido una participación más activa en el debate "aprovechando que hoy no está Teófila Martínez", que estaba presente en el funeral político de Mariano Rajoy en la madrileña calle Génova.

La elección de Ortiz como candidato era la pura descripción del equilibrismo, es decir, la renovación justa pero sin romper con todo el pasado de Teófila Martínez porque su simple presencia ya acapara votos.

Juancho, como se le llamaba toda la vida en privado pero que ahora es renombrado para todo el público una vez que es candidato, está teniendo una gran actividad con cosas que incluso exceden de lo puramente local. En muchas de estas intervenciones y actos se le ve acompañado de Teófila Martínez. Un veterano del Partido Popular decía que la gestión de la ex alcaldesa "no es para avergonzarse, sino para sentirse orgulloso". Sin embargo, el polluelo tendrá que empezar a volar solo.

2

La entrada de Luis Ben en la ejecutiva socialista local comandada por Fran González no era una casualidad, pese a las diferencias que había mantenido anteriormente con el secretario local. Su labor no iba a ser otra que explotar la vía de comunicación que había abierto con Podemos.

En esa labor de fontanería ha estado presente en los presupuestos, haciendo el trabajo de trinchera, para que después tuvieran el tablero despejado los mariscales de campo José María González y Fran González. Lo que hasta ahora costaba más trabajo, ahora empieza a cristalizar en puntos de encuentro.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios