Cádiz

Libres e Iguales denuncia ante La Pepa el "atropello" de la consulta separatista

  • El movimiento ciudadano rechaza el "acto simulado de democracia que intenta mutilar nuestros derechos políticos"

Ante el monumento a la Constitución de 1812, y para defender la de 1978, el movimiento Libres e Iguales en Cádiz calificó ayer la consulta independentista que se celebra hoy en Cataluña, "en una de las regiones españolas, tan nuestra como el resto", como "un acto simulado de democracia con la intención de privarnos de una parte de nuestra soberanía ciudadana y de mutilar nuestros derechos políticos". El manifiesto, idéntico al que se leyó en varias capitales de España, fue pronunciado por el escritor Jesús Maeso de la Torre ante una cincuentena de personas, entre las que se encontraban la alcaldesa de Cádiz, Teófila Martínez, acompañada de un buen número de concejales de su equipo de gobierno. Maeso, antes de de leer el documento, habló de una "arbitrariedad nacionalista que ahora sufrimos en nuestro país, quizás basada en ese principio de uno de los padres de la Constitución americana, Benjamin Franklin, que decía que la peor decisión es la indecisión".

Libres e Iguales denunció "alto y claro este atropello". En el manifiesto, contundente, se recoge que las personas que integran este movimiento quieren "seguir compartiendo con todos los ciudadanos españoles nuestra soberanía y defender este país unido ante los que pretenden su mutilación sectaria. No reconocemos legitimidad alguna a los intentos de fragmentar nuestra ciudadanía apelando a supuestos derechos preconstitucionales".

A juicio de este movimiento "todos nosotros tenemos la suerte de vivir en un Estado de derecho. En España. Compartimos una Constitución que ampara nuestros derechos y fija nuestros deberes. Dentro de sus límites, podemos diseñar nuestro perfil político: compartirlo con otros muchos o elegir ser distintos a todos los demás". Libres e Iguales mantiene que "nuestra ciudadanía no está condicionada por el lugar donde hemos nacido o vivimos, ni por nuestro origen familiar, ni por nuestros gustos culturales o ideológicos. Somos ciudadanos, es decir gobernantes, del territorio plural que gestiona nuestro Estado".

El manifiesto acabó exigiendo al gobierno del Estado español "que defienda con firmeza nuestra ciudadanía común". Y ante La Pepa, marchándose ya los participantes en el acto, se escuchó "¡Viva España! y ¡Viva la Constitución!".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios