Comercio

Kichi anima a los ayuntamientos a que trabajen para "recuperar el prestigio de los mercadillos" como "atractivo turístico"

  • El alcalde de Cádiz participa en las jornadas de formación 'Implementación del Plan de mejora continua de los mercados al aire libre'.

Un momento de la intervención del alcalde de Cádiz, José María González, en las jornadas.

Un momento de la intervención del alcalde de Cádiz, José María González, en las jornadas. / D.C.

El alcalde de Cádiz, José María González, en calidad de presidente de la Comisión de Consumo y Comercio de la Federación Andaluza de Municipios y Provincias (FAMP), ha subrayado el "papel fundamental" de los ayuntamientos en la modernización de los mercados al aire libre y la recuperación de la confianza de los consumidores. Señalando como principal objetivo "salvar el empleo", ha animado a las ciudades a trabajar para "recuperar el prestigio de los mercadillos como lugares de socialización de compras, y como atractivo turístico".

Durante su intervención en las jornadas de formación 'Implementación del Plan de mejora continua de los mercados al aire libre', celebrada este jueves de forma telemática, el alcalde ha resaltado que "el comercio ambulante es un sector estratégico para la economía del que viven unas 60.000 familias", constituyéndose como un "elemento clave" en el desarrollo de los pueblos y ciudades, actuando como "vertebrador y dinamizador de la actividad social, económica y cultural, además de ser una herramienta fundamental para evitar el despoblamiento".

El regidor gaditano ha aludido a la "transformación acelerada" que viene experimentando desde hace décadas la sociedad andaluza, que "comenzaba a exigir nuevos servicios que hicieran más cómoda su compra", surgiendo así "una fuerte competencia con nuevos formatos de distribución y horarios comerciales". A ello se suma la paralización de la actividad por la pandemia y la exigencia de medidas de seguridad sanitarias, lo que ha "acentuado los problemas que ya padecía el sector de los mercados al aire libre".

Así, el sector del comercio minorista, y en particular el comercio ambulante, ha sido "especialmente vulnerable ante la crisis agravada por la pandemia". Por ello, "necesita de proyectos para aumentar la eficiencia, competitividad y calidad de los servicios ofrecidos a la ciudadanía, sobre todo potenciando la digitalización", ha defendido.

Según ha manifestado González, "la mejora de los mercadillos vendrá de la mano de los ayuntamientos y los comerciantes", abundando que en los municipios tienen un papel fundamental "tanto en el impulso de su modernización como en la recuperación de la confianza de los nuevos consumidores en colaboración con los comerciantes".

Ha subrayado que hay una "enorme tarea por delante" en este sentido, señalando como primer objetivo "salvar el empleo, sin dejar de reconocer que fortaleciendo esta actividad se ayuda en la consecución de objetivos de interés general como la lucha contra la despoblación, ya que son un canal, a veces el único, de abastecimiento de productos de primera necesidad en zonas rurales; o el impulso de la cadena de suministro sostenible".

Finalmente, ha indicado que lo que pretende la FAMP con estas jornadas es destacar la importancia del comercio local, y en especial del comercio ambulante, así como trabajar en la necesaria adaptación y mejora de la imagen y la calidad de la prestación de estos servicios, dotando a las personas participantes de los conocimientos necesarios en materia de mejora continua y calidad adaptadas al sector, e identificando planes de acción concretos para mejorar la imagen y calidad de los servicios y productos ofrecidos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios