Cádiz

La Junta niega que las catas previas a las obras en el Oratorio pongan en peligro sus bienes

  • Según la delegada provincial de Vivienda y Ordenación del territorio del gobierno andaluz, Silvia López, los trabajos "no suponen un peligro para los retablos ni para los bienes muebles que tiene el Obispado" en el edificio

La delegada provincial de Vivienda y Ordenación del Territorio de la Junta en Cádiz, Silvia López, aseguró hoy que las obras del Oratorio de San Felipe Neri «aún no han empezado» y que el «polvo en suspensión» derivado de las catas previas «no supone un peligro para los retablos ni para los bienes muebles que tiene el Obispado» en el edificio.

En rueda de prensa, López respondió a «ciertas críticas» que «no están fundadas» sobre el tratamiento que se estaban dando a los retablos y otros bienes muebles del Oratorio durante la intervención. Así, aludió a un informe del arquitecto de la obra que asegura que «no hay peligro» para dichos bienes.

Según dijo, ella misma pudo «constatar» que las obras en sí aún no han comenzado y que por el momento sólo se han llevado a cabo las catas previas. Por lo tanto, hay «polvo en suspensión» en el ambiente, que no ponen en riesgo la salvaguardia de este patrimonio.

En este sentido, la delegada provincial recordó que «el responsable» de guardar estos bienes del Oratorio de San Felipe Neri es la «la Iglesia y el Obispado», que están «perfectamente al día sobre este asunto.

Asimismo, la responsable provincial de Vivienda y Ordenación del Territorio significó que el planeamiento de las obras «va muy bien» y que se trata de una ejecución «muy rigurosa» que está a cargo de profesionales que son «de lo mejor».

Finalmente, avanzó que el presidente del Consorcio del Bicentenario de la Constitución de 1812 y consejero de Gobernación, Luis Pizarro, se reunirá el próximo viernes con la comisión de seguimiento de estas obras, que aportará «novedades con respecto a los bienes muebles» de la Iglesia en este enclave.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios