Cádiz

La Junta ofrece rehabilitar fincas del centro a cambio de recibir viviendas

  • La inversión total será de 680.000 euros

  • La Agencia de la Vivienda cree que puede dar para actuar en "dos o tres edificios" y, si hubiera demanda, se ampliaría presupuesto en 2019

Una vista de azoteas de fincas del casco histórico de Cádiz. Una vista de azoteas de fincas del casco histórico de Cádiz.

Una vista de azoteas de fincas del casco histórico de Cádiz.

La Consejería de Fomento y Vivienda, a través de la Agencia de Vivienda y Rehabilitación de Andalucía (AVRA), rehabilitará fincas privadas del casco antiguo de Cádiz, que estén habitadas, y a cambio recibirá viviendas en los edificios en los que se actúe. Estas viviendas que obtendría en propiedad la Junta pasarían a su parque público de pisos que poderían utilizarse para diversos usos sociales. La Junta tiene en Cádiz un parque muy limitado de viviendas.

Esta es la oferta que, a través del BOJA, se lanzó ayer a los propietarios de inmuebnles deteriorados del casco histórico de Cádiz en una experiencia piloto, ya que está dotada de una cantidad limitada, 680.000 euros, que se cree que puede dar para dos o tres edificios. Lo que quiere comprobar la Consejería es si los propietarios pueden considerar atractiva esta fórmula de ceder patrimonio a cambio de que sus fincas queden totalmente rehabilitadas. Si la Agencia encuentra respuesta, según fuentes de la Consejería, la oferta se redoblaría en el próximo ejercicio con una mayor dotación presupuestaria.

El delegado territorial de Fomento y Vivienda en Cádiz, Federico Fernández, destacó tras dar a conocer esta lo novedoso de esta iniciativa, que "la Junta de Andalucía quiere seguir contribuyendo a solucionar el problema de la infravivienda existente en el casco antiguo de la ciudad". Aunque no se especifica, de momento tendría preferencia las fincas en un peor estado y, al ser obligado que estén habitadas, aquellas que se encuentren en peores condiciones de habitabilidad.

Con esta fórmula, la Consejería de Fomento y Vivienda quiere retomar la intervención rehabilitadora en edificios que son de titularidad privada, circunstancia por la cual la Junta no puede intervenir de otra manera que no sea mediante el acuerdo con la propiedad. "De esta manera, la Agencia de la Vivienda asumirá las obras y realizará después una permuta de los trabajos realizados", ha explicado el delegado.

Fernández destaca "el esfuerzo que está realizando la Administración autonómica en la búsqueda de fórmulas novedosas y alternativas a las ya existentes para poder dar respuesta a la falta de viviendas y a la limitación de suelo para uso residencial en Cádiz capital". En los estudios previos a esta oferta se ha detectado el gran número de inmuebles que existen en el casco histórico en un estado de mantenimiento deficiente, pero que están condenados a la ruina, ya que los propietarios, que suelen haberlos heredado, no tienen capacidad económica para afrontar estos arreglos. esto, naturalmente, tiene un coste, pero el coste no es en dinero, sino en metros cuadrados. Tendrán una propiedad más pequeña, pero rehabilitada. "Es una propuesta interesante para muchos propietarios, que podrán recuperar sus fincas, ponerlas a punto y mantener parte del patrimonio original, sin que para ello sea imprescindible que tenga liquidez", precisa Fernández.

Para poder someterse a una rehabilitación integral que mejore la funcionalidad, seguridad y habitabilidad de las infraviviendas, las fincas deben presentar graves deficiencias relativas al estado de conservación de los elementos de cimentación y estructura, cubiertas, azoteas, fachadas, medianeras y elementos en contacto con el terreno, así como en las instalaciones de saneamiento, abastecimiento de agua, gas, electricidad y telecomunicaciones, en relación a su dotación o adaptación a la normativa vigente.

También podrán acogerse a la convocatoria aquellos inmuebles que precisen una mejora de la disposición y dimensiones de espacios interiores, así como la dotación de los mismos, incluyéndose actuaciones que beneficien sus condiciones de ventilación e iluminación natural cuando sean necesarias para garantizar la funcionalidad básica de la vivienda resultante.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios