Sistema público

La Junta obliga a devolver 3.438 euros de una pensión de 392 en Cádiz

  • La mujer, que es usuaria de Servicios Sociales y tiene una discapacidad del 65%, ha de devolver buena parte del importe cobrado desde enero de 2018

  • Entre el marido y ella percibían este año 800 euros pero estiman que superan el límite

Milagros Terry y Diego Zarzuela, en la puerta de la casa en la que residen de alquiler. Milagros Terry y Diego Zarzuela, en la puerta de la casa en la que residen de alquiler.

Milagros Terry y Diego Zarzuela, en la puerta de la casa en la que residen de alquiler. / Joaquín Hernández Kiki

Milagros Terry Ibarra, que posee una discapacidad de un 65%, tenía hasta el mes de julio de este año una pensión no contributiva de 392 euros, diez euros más que el año pasado. Su marido, enfermo de cáncer, tiene otra que supera en unos euros los 400. Con esos 800 euros tiraban como podían hacia delante teniendo que recurrir a Asuntos Sociales para que les ayuden a pagar el alquiler de su vivienda en Cánovas del Castillo por valor de 575 euros. El Ayuntamiento se hace cargo de un 70%.

Al igual que ocurrió con el caso publicado hace una semana de Rosario Galván, Milagros Terry ha recibido una carta de la Junta de Andalucía por la que le reclama 3.438,70 euros de lo que ha cobrado por su pensión desde el pasado 1 de enero de 2018. Según la misiva que fue firmada por la Administración autonómica el 8 de julio, el motivo es haber superado los recursos económicos de la unidad familiar entre las dos pensiones de este matrimonio. El límite para los casos como el suyo está en 9.329,60 euros en la unidad familiar en el año y entre los dos lo superan.

Esto hace que ahora tenga que devolver las pensiones que la Administración considera que se han cobrado indebidamente con carácter retroactivo desde el 1 de enero de 2018 y le reduce a 225 euros lo que va a percibir a partir de ahora, es decir, una disminución mensual de 167 euros.

Lo curioso es que estos pensionistas tienen la obligación legal de presentar el 1 de abril de cada año la declaración de los ingresos familiares a la Junta de Andalucía.El año pasado lo hicieron como siempre y se le estuvo pagando la pensión contributiva de todo el año sin que hubiera variación alguna, tal y como venía haciéndolo desde el año 1998, que fue el primer año que recibió la misma. Sin embargo, ahora se le reclama el pago de los 3.438 euros desde el 1 de enero de 2018.

Milagros Terry afirma que cuando recibió la carta “no daba crédito. Incluso pensé que se habían equivocado”. Esta mujer se muestra preocupada por el futuro, ya que si ya pasaban los meses con muchísimos ajustes, a partir de ahora todo puede ir un poco peor y ya sabe que tendrá que ir a los asuntos sociales municipales para tratar de tirar todos los meses.

Terry, que además de la discapacidad por problemas de movilidad, también tiene la pérdida de uno de los oídos, pero lleva desde hace años con el audífono estropeado sin poder afrontar su sustitución.

Hace unos días Rosario Galván también reclamó la situación en la que quedaba después de que la Junta le reclamara más de 9.000 euros, ya que con la actualización de la pensión de su marido y la de ella, pasaban el límite y también se le reclamaba la cuantía desde enero del pasado año.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios