Cádiz

La Junta de Portavoces estudiará hoy las alegaciones a la EDUSI

  • Los partidos que forman la Corporación trabajarán este documento para aportar ideas al recurso para conseguir los fondos

El tiempo apremia para el Ayuntamiento de Cádiz para intentar conseguir que el Ministerio de Hacienda revierta su decisión de denegar a la capital gaditana los 15 millones de euros solicitados en la primera convocatoria de los fondos EDUSI. Por este motivo, el alcalde de Cádiz, José María González, ha convocado para esta mañana, a partir de las 9 horas, la Junta de Portavoces para tratar el borrador de las alegaciones. Un encuentro en pleno día festivo ante la necesidad de presentar cuanto antes el recurso a la designación de las ayudas europeas al contar sólo con diez días para su presentación, un plazo que empezó a correr el pasado lunes con la publicación en el BOE de la resolución.

El documento que se estudiará hoy, y que ya está en manos de los partidos, es el fruto de la reunión con representantes de Hacienda en Madrid a la que acudieron el pasado martes la concejala de Fomento, Laura Jiménez; el gerente del IFEF, Fernando García González-Betes; y la subdirectora del IFEF, María Luisa Torres; y del trabajo posterior tras estudiar la información remitida en este encuentro.

El objetivo del equipo de Gobierno, tal y como explicó en rueda de prensa el regidor municipal, José María González, es que los partidos de la oposición aporten sus ideas para enriquecer el texto que se enviará al Ministerio de Hacienda. Asimismo, se ha solicitado el apoyo a todos los colectivos y las asociaciones de vecinos que han participado en la elaboración de esta estrategia.

Las palabras del alcalde evidenciaron ayer la necesidad que tiene el Ayuntamiento de conseguir los 15 millones de euros para los barrios de Guillén Moreno, La Paz, Segunda Aguada, Loreto, Puntales y Cerro del Moro en esta primera convocatoria. "No pensamos renunciar a ellos", sentenció González, que también resaltó el riesgo que existe en la segunda convocatoria de estos fondos, que se espera que se abra a finales de este mes, al contar Andalucía con 104 millones de euros, un 30% del total con el que cuenta para la EDUSI. "No renunciamos a las alegaciones para que Cádiz esté en el 70%. Quiero ir a la primera convocatoria con todas las de la ley y defendiendo nuestro proyecto", aseguró el primer edil, que añadió a esto el peligro que existe de que la ciudad "en vez de los 15 millones de euros que nos merecemos, nos den siete".

Con todo, y a partir de la información facilitada por el Ministerio de Hacienda, el Ayuntamiento de Cádiz ya sabe que debe mejorar en dos aspectos tanto en la presentación de las alegaciones como en el proyecto que se envíe para la segunda convocatoria: el diagnóstico de la situación de la ciudad y la implementación de la estrategia diseñada.

Sobre estos dos aspectos, no se mostró de acuerdo González por las valoraciones que obtuvo el proyecto. Por un lado, respecto al estudio de la situación de los barrios afectados, remarcó que "no entendemos que un punto que se desarrolla con tanta profundidad y con tanta puntería sea tan mal valorado por el tribunal". Sobre este aspecto, también incidió el gerente del IFEF, Fernando García González-Betes, que explicó que, en un trabajo de 120 folios, "se apostó por presentar 60 folios del diagnóstico socioeconómico de la ciudad". Ante esto, el trabajador municipal afirmó que este apartado es "bastante completo" al tener en cuenta un estudio elaborado por el Colegio de Arquitectos de Cádiz y la labor desarrollada por los Servicios Sociales en unas zonas declaradas como de acción preferente. A esto, sumó que el proyecto cumple "las directrices y los seminarios a los que habíamos asistido los técnicos".

En el otro punto, González también mostró su desacuerdo por la valoración a la implementación del proyecto, sobre todo en el asunto de la elaboración del cronograma. El primer edil defendió que esta tarea se ha desarrollado "ajustada a criterios técnicos y profesionales", por lo que rechazó la puntuación obtenida.

Una de las principales quejas tanto del alcalde como de la concejala de Fomento, Laura Jiménez, fue la opacidad que consideran que hubo en la reunión en el Ministerio de Hacienda. De hecho, González aseveró que "no sé cómo tengo que mejorar" a la hora de preparar la segunda convocatoria de las ayudas al no contar ni con el expediente ni con las motivaciones de las valoraciones.

Sobre este asunto, Jiménez trasladó que no entiende "que en esta reunión no se nos facilitara ningún informe sobre la valoración del expediente, sino que toda la información que se no trasladó fue de forma verbal". Ante esto, apuntó que se ha vuelto a solicitar la documentación a Hacienda, sin haber obtenido respuesta.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios