Contenido patrocinado

José Blas Fernández: “Tras la crisis sanitaria, la supervivencia de empresas y autónomos debe ser lo prioritario”

  • “Me siento muy orgulloso de la labor que venimos desempeñando, a pesar de la falta de soportes administrativos esenciales en estos momentos”, asegura el presidente del Colegio Oficial de Graduados Sociales de Cádiz y Ceuta.

#soygraduadosocial #soygraduadosocial

#soygraduadosocial

Las empresas y sus trabajadores, especialmente las pymes y los autónomos, son la razón de ser esencial para los graduados sociales, profesionales y operadores jurídicos cuyas materias de empleo, laborales y de seguridad social gestionan y asesoran jurídicamente. En las últimas semanas, su papel ha sido fundamental para asesorar y gestionar, desde sus despachos, a miles de trabajadores y empresas en sus planes de contingencia como consecuencia de la crisis sanitaria del Covid-19.

El Colegio que preside se puso inmediatamente a disposición de la sociedad, incluso antes del Decreto de Estado de Emergencia.

Gracias, no podía ser de otra manera. Ya la semana anterior surgieron numerosas peticiones de nuestros clientes, pequeñas y medianas empresas cuyos asuntos laborales gestionamos, para aclarar duda relativas a medidas de prevención o fomento del teletrabajo. Pero me va a permitir que me detenga un instante para recordar a las víctimas de esta terrible pandemia del Covid-19. También a agradecer la labor de tantos héroes: sanitarios, fuerzas del orden, todo tipo de profesionales al servicio de las necesidades básicas de nuestra sociedad. También de los medios de comunicación. Lo primero y más importante es la salud.

¿Cómo están llevando a cabo su labor?

Como presidente de un colectivo de más de 9 mil profesionales a nivel andaluz, más de 700 de ellos colegiados de la provincia de Cádiz y la Ciudad Autónoma de Ceuta, me siento muy orgulloso de la labor que venimos desempeñando. Hay que tener en cuenta que ninguna administración ha dictado instrucciones ni manuales de gestión ante esta crisis. En cierta manera es lógico que al principio hubiera cierta improvisación, pero pasadas cuatro semanas del inicio de la situación de alarma, no se han corregido ni priorizado las actuaciones de los organismos públicos, absolutamente desbordados. Un ejemplo son los ERTE’s. Ha recaído en nosotros una cantidad de trabajo ingente cuyas dudas nadie resuelve: En la Consejería de Trabajo, SAE, Tesorería, SEPR… no hay respuesta mientras los clientes, como es lógico, nos exigen que resolvamos sus problemas, los trabajadores que tramitemos sus paros, los autónomos que tramitemos sus ayudas, etc. En este sentido, quiero agradecer la dedicación de toda mi junta de gobierno y el equipo técnico del Colegio. Hemos sido capaces de atender infinidad de dudas de nuestros colegiados, creando un repositorio de información especializada en nuestra web.

¿Proponen alguna medida?

Sí, varias. Principalmente orientadas a que la administración, tanto la autonómica como la del Gobierno de la nación, puedan focalizar lo urgente, lo prioritario. Es una barbaridad que a esta situación, sobrevenida, inesperada, tengamos que añadir el trabajo normal de nuestro despacho. Se deberían haber aplazado los trámites ordinarios de Seguridad Social y Hacienda. No se han paralizado, con un doble efecto: el colapso administrativo y, lo que es peor, darle la puntilla a miles de pequeñas pymes y empresarios que no disponen de liquidez después de 20 días sin ingresos. No entendemos por qué no se ha oído nuestra opinión y de las organizaciones empresariales. Lo más lógico es que, en una situación como la actual, se puedan presentar declaraciones responsables. Pero la burocracia en España no se sacude esa forma de actuar que, en principio, nos hace a todos sospechosos de fraude. Tienes que cumplimentar trámites y más trámites en sistemas de gestión obsoletos, saturados, sin respuesta. Y cuando lo tienes todo cumplimentado, aprietas el botón siguiente y te encuentras en la página de inicio y con los datos borrados.

#soygraduadosocial. #soygraduadosocial.

#soygraduadosocial.

¿Cómo está siendo el día de los despachos de los graduados sociales?

Nuestros despachos y nuestra gente están demostrado su profesionalidad, pero a lo que nos estamos enfrentando desde el 14 de marzo es un esfuerzo inaudito e imposible de afrontar en los tiempos que se nos están dando. Nos enfrentamos, toda la sociedad, a una situación inédita, de la que aprenderemos lecciones innegables. Pero la crisis sanitaria nos ha cogido, a todos, sin un manual de instrucciones previo. Nuestra profesión se ha visto obligada a tomar decisiones a medida que los acontecimientos lo demandaban, porque la supervivencia de las empresas es lo prioritario. La crisis sanitaria nos afecta a todos, ahí están los servicios sanitarios para atender las emergencias médicas, dándolo todo, esperando que se contenga la propagación del virus para no desbordar los hospitales. Del mismo modo esperamos que todo el sector público, que da soportes administrativos esenciales en estos momentos, actúe de la misma manera. Queremos de cada uno se vuelque a hacer lo que le corresponde en una situación tan grave y extraordinaria como ésta. Nosotros ya lo hacemos.

Ustedes también son pequeños empresarios y autónomos…

Efectivamente. Desde nuestro Colegio, Consejo Andaluz y Consejo General hemos trasladado nuestra preocupación por estar viviendo las consecuencias económicas en primera línea. Hemos trasladado al Ministerio de Hacienda la preocupación de muchos autónomos y pymes manifestando problemas para afrontar sus obligaciones tributarias a lo largo del mes de abril. Hay que flexibilizar los plazos de cumplimiento de las obligaciones tributarias en las próximas tres semanas. Un dato, hemos tenido que cerrar nuestros despachos al público, como medida de protección de la salud, lo que limita o impide el traslado de las facturas y documentos necesarios para la confección de las declaraciones-liquidaciones y autoliquidaciones. Lo sensato sería diferir su presentación, de manera que en el ejercicio 2020 se realicen de manera semestral o prolongar los plazos hasta los veinte días posteriores a la finalización de las medidas de confinamiento. De esta forma, la carga de estas obligaciones tributarias resultaría compatible con la situación de amplia limitación de movimientos que se ha acordado.

¿Hay que prepararse también para el día después?

Sin duda, las empresas, de todo tipo, sector y tamaño, incluyendo a los autónomos y emprendedores, serán los principales actores para la recuperación de la actividad económica cuando pase la crisis sanitaria. Por nuestra parte, reiteramos nuestra a puesta a disposición como uno de los sectores que ha sido declarado como esencial en el Decreto de Medidas de Confinamiento. Mientras la población presta atención máxima a las recomendaciones poder parar el avance de este virus, está en manos de nuestros responsables políticos trabajar en un plan de futuro para las consecuencias sociales y económicas. En esa labor nos tendrán siempre a su lado a los graduados sociales. Esperemos que sea cuanto antes.