Cádiz

Jornada central del Bicentenario de la Constitución

Don Juan Carlos agradece emocionado su intervención en el Oratorio de San Felipe Neri. Don Juan Carlos agradece emocionado su intervención en el Oratorio de San Felipe Neri.

Don Juan Carlos agradece emocionado su intervención en el Oratorio de San Felipe Neri. / archivo diario de Cádiz

Yerse celebró en el Oratorio de San Felipe Neri de Cádiz el principal acto del Bicentenario. Iba a ser un homenaje a la Constitución de 1812. Lo fue, pero también se convirtió en un homenaje a España como Nación y, sobre todo, a la figura del Rey Don Juan Carlos que ayer, tras terminar sus palabras en el templo donde se aprobó hace 200 años la primera Constitución liberal española, recibió no un aplauso sino una ovación por parte de todos los que estaban presentes en el templo, representantes de todos los estamentos de la sociedad española. Fue una ovación larga, muy larga, que hizo levantar en dos ocasiones a Su Majestad para agradecer las muestras de cariño. Se vio la emoción en su cara. "Muchas gracias", dijo. Don Juan Carlos y Doña Sofía habían llegado a la plaza de San Felipe Neri al filo de las doce y cuarto de la tarde. Los cerca de trescientos invitados al acto ya ocupaban sus sillas en el Oratorio. En el exterior, esperando a los Reyes, se encontraban el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy; el presidente del Congreso, Jesús Posada; el presidente del Senado, Pío García Escudero; el presidente de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán; el presidente del Tribunal Constitucional, Pascual Sala; el presidente del Consejo General del Poder Judicial, Carlos Dívar; Soraya Sáenz de Santamaría, vicepresidenta del Gobierno y presidenta de la Comisión Nacional del Bicentenario; y la alcaldesa de Cádiz, Teófila Martínez, afectuosamente saludada por Don Juan Carlos. En la puerta del Oratorio, el Rey fue saludado por el obispo de la Diócesis, Rafael Zornoza, y el vicario general, Guillermo Domínguez. Junto a la entrada a esta finca, el Rey descubrió una placa en homenaje a los diputados doceañistas. En la planta elíptica del Oratorio se encontraban representantes de todos los estamentos de la Nación. Allí estaba buena parte del Gobierno de Rajoy: los titulares de Exteriores, Justicia, Defensa, Hacienda, Interior, Fomento, Educación, Empleo, Industria, Economía y Sanidad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios