Cádiz

Jenaro irá mañana a juicio por una estafa de 47.000 euros a un familiar

  • La Fiscalía pide año y medio de prisión por apropiarse presuntamente de la señal de un piso dos días antes de desaparecer · La acusación particular solicita cuatro años

Jenaro Jiménez Hernández se sentará de nuevo en el banquillo de los acusados para responder por un presunto delito de estafa a un ex cuñado suyo al apropiarse presuntamente de 47.000 euros que le entregó por la compra de un piso apenas un par de días antes de que desapareciera camino de Paraguay, donde permaneció prácticamente un año y medio. De las dos comparecencias anteriores ante el juez ha salido absuelto.

El Fiscal solicita una pena de un año y medio de cárcel mientras que la acusación particular la eleva a cuatro años.

Según el sumario que se instruyó durante la desaparición del empresario gaditano, en la declaración del ex cuñado ante el juez éste manifestó que el día 11 de abril de 2008 (Jenaro desapareció el 13) entregó la señal de un piso para la avenida Marconi que había construido la sociedad Emblematic Houses, de la que el acusado es propietario en un 50%. La entrega de este dinero se realiza en el despacho del afectado mediante un cheque que iba a ir a nombre de la empresa, pero Jenaro solicitó que fuera a su nombre porque así le interesaba.

A los dos días Jenaro Jiménez simuló su desaparición en aguas de Tarifa poniendo rumbo a Paraguay a través de Gibraltar.

También unos días antes Jenaro Jiménez había firmado unos poderes notariales a nombre de otro cuñado para que se hiciera cargo de las empresas que manejaba.

Esta persona comunicó al afectado por la presunta estafa que los 47.000 euros no habían aparecido. Jenaro avisó a algunos empleados de su oficina que ese dinero iba a quedar a buen resguardo allí y que el lunes se ingresaría en la cuenta. Pese a que se buscó intensamente, del dinero no quedó ni huella.

El problema no es sólo que desapareció el dinero, sino que el piso que se había vendido a su cuñado ya había sido señalado por otra mujer anteriormente, aunque al final no se iba a hacer con el mismo.

A pesar de ello, el apoderado de las empresas afirmó que la cantidad que se había cogido como señal al cuñado de Jenaro iba a servir para devolver los 30.000 euros a la otra mujer. Al final, ni una cosa ni la otra.

El primer juicio del que Jenaro Jiménez salió indemne era por un delito de falsedad documental al que se tuvo que enfrentar en abril por usar unos poderes notariales anulados de su esposa con un fin fraudulento.

El segundo fue en el pasado mes de septiembre también por haber utilizado ese mismo poder notarial para acceder a un crédito de 30.000 euros que no se llegó a devolver en su totalidad.

No obstante, Jenaro Jiménez tiene abiertos nuevos frentes, sobre todo por parte de denuncias de algunos de sus socios, tanto en Emblematic Houses como en Casas de Cádiz, pero estos casos van muy lentos y todavía se encuentran en fase de instrucción. Precisamente, en el número 2 de Cádiz, donde se está tramitando algunas causas, se ha cambiado recientemente de juez.

En estas denuncias los socios reclaman una apropiación indebida de más de 600.000 euros por un lado y de otros 800.000 aproximados por el otro.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios