UCA

Investigadores lanzan un proyecto sanitario infantil de impresión 3D

  • El objetivo es crear productos ortopédicos con las características más precisas de cada caso

El grupo de investigadores de la UCA que ha lanzado este proyecto de productos sanitarios en 3D. El grupo de investigadores de la UCA que ha lanzado este proyecto de productos sanitarios en 3D.

El grupo de investigadores de la UCA que ha lanzado este proyecto de productos sanitarios en 3D.

El grupo Innanomat de investigadores de la Universidad de Cádiz ha puesto en marcha un proyecto que busca mejorar la calidad de vida de los pacientes, especialmente los niños, del ámbito de traumatología y ortopedia. La idea es lanzar una línea de impresión 3D para hacer lo más personal posible el producto que requiera cualquier paciente para el tratamiento posterior a alguna intervención quirúrgica.

La importancia de este proyecto es que en la actualidad se hace complicado, principalmente a efectos económicos, la creación de productos específicos. “Hace falta fabricar una serie grande de productos para que tengan un precio competitivo”, explican desde la UCA. De ahí la propuesta de realizarlo mediante la impresión 3D, “que permite la personalización, es adecuada para series cortas, y tiene un impacto ambiental mucho menor que los procesos convencionales de fabricación, por lo que es más sostenible”.

Para lograr sacar adelante este proyecto, el grupo de investigación (que coordina el catedrático Sergio Molina Rubio) cuenta con la colaboración de las unidades de Ortopedia Infantil del Puerta del Mar y el Virgen del Rocío. Y ha planteado una línea de financiación a base de crowdfunding para sacar adelante el proyecto.

Esas aportaciones económicas servirían para la contratación de un ingeniero de diseño industrial y desarrollo de producto, que como primera misión se le encomendará la creación de una cama pediátrica para enyesado pelvipédico. 25.000 euros se plantean como necesarios para este contrato, ampliando metas y productos en función de la financiación que se reciba a través de la plataforma Precipita (impulsada por la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología y el Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades).

Desde el grupo de investigación de la UCA se destaca que este proyecto ayudaría a mejorar la calidad de vida de esos pequeños que necesiten productos ortopédicos, facilitarían el trabajo del personal sanitario, y contribuiría “a mejorar la eficiencia del servicio público de salud y a reducir el coste”. Además, plantean para un futuro la creación de un “repositorio nacional de productos médicos” a través de esta tecnología 3D. “De este modo, cualquier hospital público que necesite un producto tendría la posibilidad de acceder al repositorio e imprimir el producto localmente”, explican, vinculando a esto último un perfil aún más social ante la posibilidad de que se beneficien de esos productos “los hospitales de países en vías de desarrollo, donde no es posible adquirir equipamiento médico de última generación por su elevado precio”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios