Cádiz

Incertidumbre tras el freno judicial a la municipalización en Chiclana

  • El Consistorio pide a la Subdelegación que retire el recurso contra la reversión de los servicios de playa

Ambiente en la playa de Santa María del Mar, un día de verano. Ambiente en la playa de Santa María del Mar, un día de verano.

Ambiente en la playa de Santa María del Mar, un día de verano. / lourdes de vicente

Comentarios 1

El duro varapalo judicial que el proceso de municipalización se ha llevado en la vecina localidad de Chiclana -después de que el Juzgado Contencioso Administrativo haya anulado la municipalización de los servicios de limpieza de colegios públicos e instalaciones municipales y de ayuda a domicilio- puede tener una continuidad en el caso de la capital y los servicios de playa (socorrismo, limpieza de arenas y limpieza de módulos). La sentencia conocida el lunes contra la decisión adoptada por el Ayuntamiento de Chiclana hizo ayer saltar las alarmas por lo que el Juzgado pueda decidir en un futuro en relación al proceso iniciado en Cádiz hace unos meses. Y es que ambos casos fueron denunciados por la Subdelegación del Gobierno con similares argumentos.

El equipo de gobierno no fue ayer ajeno a esta circunstancia, y pidió al PSOE "que demuestre su apuesta real por la municipalización de servicios retirando los recursos que el PP interpuso cuando dirigía la Subdelegación del Gobierno". "Llama la atención que una administración gobernada por el PSOE como el Gobierno central haya tumbado en los tribunales una medida que autocalificaron como estrella de un ayuntamiento dirigido por los propios socialistas como ha sido el caso de Chiclana", añaden desde Podemos y Ganar Cádiz insistiendo en que el PSOE debe retirar los recursos interpuestos en su día por la Subdelegación; de lo contrario -aseveran- "estaría siendo cómplice de las políticas neoliberales del PP y demostraría que su discurso en todo este camino de la municipalización ha sido un bien queda de cara a su militancia y una búsqueda de titulares más que un posicionamiento real en políticas de izquierda".

El PP recuerda que el alcalde "puso a Chiclana de ejemplo de municipalización"

Pese a ello, fuentes del equipo de gobierno aseguraban ayer no tener "ningún temor" respecto a la resolución judicial relativa a la municipalización de los servicios de playa, porque "tiene todos los parabienes legales y jurídicos, después de un larguísimo expediente que desde el punto de vista técnico, jurídico y económico le da un fuerte fuselaje que soportaría el arreo de los retrógrados del PP". Y es que para el gobierno municipal lo ocurrido en Chiclana "demuestra que tenemos un Partido Popular metido en una deriva totalmente antidemocrática que utiliza todos los recursos del Estado para bloquear el desarrollo de las ciudades".

La respuesta socialista a esta petición no se hizo esperar ayer: no es tan fácil eso de retirar un recurso presentado en su momento sin tener argumentos sólidos que lo justifiquen. Así lo trasladaban fuentes de la Subdelegación del Gobierno, y así lo afirmaba también el portavoz municipal, Fran González, que llegó a considerar "una irresponsabilidad que el equipo de gobierno pida eso, sabiendo de la complejidad de lo que piden y máxime cuando hay una sentencia ya publicada".

González insistió en el discurso de su partido de apoyar la municipalización, y mostró su preocupación "por la inseguridad que todo esto pueda generar en los trabajadores" afectados por estos procesos de municipalización.

Por su parte, desde el Partido Popular advertían ayer de que los argumentos reflejados en la sentencia de Chiclana son los mismos que la Abogacía del Estado presentó contra la municipalización de los servicios de playas, "y que se resumen en el incumplimiento de las limitaciones que impone la Ley de Presupuestos del Estado". "El alcalde puso de ejemplo la municipalización de Chiclana, así que ya puede prever el camino que le espera", vaticinaban desde el PP, donde además se valora muy negativamente la temporada de playas tras la municipalización de los servicios. "La propuesta estrella del alcalde es un proceso ilegal que cuesta más a los gaditanos (340.000 euros según el PP) y que empeora las condiciones laborales de los trabajadores, con casos de acoso y despidos, y los servicios que prestan a los gaditanos, que han tenido playas más sucias, con menos servicios y con un deterioro palpable de todas las infraestructuras. Una locura que solo responde al empecinamiento de un partido que sobrepone su sectarismo al beneficio de la ciudad", concluían ayer desde el grupo municipal del PP.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios