Incendio | Cádiz Detenido el supuesto incendiario de la casa okupa de Viudas

  • Se trata de un hombre de 48 años que le habría metido fuego al edificio por causas que investiga la Policía Nacional

  • El arrestado tiene antecedentes por delitos contra la propiedad y estaba siendo buscado por una patrulla camuflada por un altercado en un establecimiento cercano

El incendio registrado esta tarde en una casa okupa en la Plaza de Viudas, esquina con Benjumeda, fue, sin duda, provocado, aseguraron a Diario de Cádiz fuentes del operativo, aunque será la investigación que tiene abierta la Policía Nacional la que deberá esclarecer los hechos.

Un hombre de 48 años de edad, vecino y natural de Cádiz, cuyo nombre se corresponde con las iniciales F. A. R., ha sido detenido como supuesto autor del fuego que ha calcinado por completo el interior del número 17 de la céntrica plaza gaditana. De su interior tuvo que ser rescatada una mujer de unos 50 años, afortunadamente salió sana y salva gracias a la rápida intervención de un bombero retirado.

El presunto incendiario fue arrestado por agentes de una patrulla camuflada de la Policía Nacional, poco después de que las llamas comenzasen a quemar la planta baja de la finca. Estaba siendo buscado después de protagonizar un altercado en un restaurante de comida rápida cercano.

Varios vecinos lo vieron salir del inmueble y describieron su aspecto a los policías, que no tardaron en encontrarle. Cuando se vio sorprendido, el supuesto incendiario intentó huir corriendo, pero al poco tiempo fue interceptado, reducido y detenido por un presunto delito de incendio, confirmaron fuentes de la Policía Nacional.

El móvil habría sido un ajuste de cuentas relacionado con el tráfico de drogas, pero será la investigación abierta por la Policía Judicial la que deberá esclarecer los motivos. F. A. R. tiene antecedentes por delitos contra la propiedad.

El número 17 de la Plaza de Viudas lleva ocupado más de un año por al menos dos personas que se dedican a 'recolectar' enseres para venderlos luego en el mercadillo de los domingos en la Plaza. Pero el trasiego de otros individuos es constante.

Vecinos de la zona han denunciado en varias ocasiones robos y hurtos de objetos que luego incluso podían ver en algunas de las ventanas del edificio. Otros hablan de peleas y riñas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios