Cádiz

"Importamos un pepino a la Delegación de Educación"

  • La directora del Gadir se muestra indignada con la Administración · Critica que anunciara a la prensa el traslado de su unidad de tres años antes de notificárselo

Disgustada, indignada, humillada y decepcionada. Así se siente la directora del colegio público de Educación Infantil y Primaria Gadir, Araceli Eslava, desde que el pasado lunes conoció a través de este medio, según declaró, que la Administración educativa ha aprobado el traslado de su única unidad de Infantil para niños de tres años al colegio Reyes Católicos.

La docente es consciente de que no todos los colegios de la capital gaditana pueden estar llenos puesto que, en general, se ofertan más plazas que niños hay residiendo en la ciudad. Pero insiste en que su clase de Infantil de tres años es demandada, sobre todo durante el segundo plazo de solicitud de puestos que se abrirá la próxima semana. "Es cierto que por el momento sólo hemos recibido cuatro solicitudes para ese aula, pero el año anterior sucedió lo mismo y actualmente hay 16 alumnos matriculados. El proceso de escolarización sigue abierto y los resultados se deberían analizar una vez concluyese el segundo reparto de plazas, no antes", mantiene.

Se siente disgustada por esa decisión tomada por la Administración educativa, e indignada y humillada por las formas. "Las cosas se deben hacer bien porque ante todo somos personas con sentimientos. En este colegio trabajamos docentes que llevamos muchos años luchando por la enseñanza y nos parece una falta de respeto muy grande enterarnos por Diario de Cádiz del traslado de nuestra unidad al Reyes Católicos. Yo conocía que la Comisión de Escolarización de extramuros iba a realizar esa propuesta, pero aquí nadie de la Delegación nos ha llamado para informarnos de que había sido aprobada. Nadie nos llamó ayer (por el lunes) ni nadie nos ha llamado hoy (por ayer). Está visto que importamos un pepino a la Delegación provincial de Educación", lamenta Eslava, que suma más de 30 años dedicados a la profesión de la enseñanza.

Le habría gustado que la Administración educativa hubiera esperado a la segunda vuelta de la asignación de puestos escolares antes de tomar la decisión y, por supuesto, habría preferido recibir la noticia por parte de la Administración educativa.

Una noticia nada halagüeña, pues según la directora conlleva algo más que el traslado de una unidad: "Nos están quitando la posibilidad de seguir creciendo, de ir para arriba, y el que diga lo contrario miente. Si nos quitan la unidad de tres años, no podremos ofertar plazas el año que viene. Y sin nuevos niños, ya me dirán que futuro tiene el colegio: un colegio bilingüe, con comedor escolar y dos aulas de autismo en el que se ha hecho una inversión grande...", comenta decepcionada.

Por su parte, fuentes de la Delegación provincial de Educación señalaron ayer que no iban a entrar en polémica y apuntaron que la dirección del Gadir "conoce los cauces establecidos para dirigirse a la Delegación". Asimismo, aseguraron que la directiva del centro tuvo "perfecto conocimiento de la propuesta realizada por la Comisión de Escolarización de Extramuros, en la que estuvo representado el Gadir".

En el colegio de Educación Infantil y Primaria Gadir, ubicado en la avenida de la Bahía, estudian actualmente unos 150 niños y su claustro de profesores está formado por 18 personas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios