El ocio en extramuros

Hosteleros del Paseo Marítimo se unen para volver a dotarlo de vida

  • Los empresarios se reunieron ayer para comenzar a estudiar ideas con el objetivo de conseguir el apoyo del Ayuntamiento

Los hosteleros del Paseo Marítimo, en la reunión que celebraron ayer en el restaurante A Plomo. Los hosteleros del Paseo Marítimo, en la reunión que celebraron ayer en el restaurante A Plomo.

Los hosteleros del Paseo Marítimo, en la reunión que celebraron ayer en el restaurante A Plomo. / Jesús Marín

Comentarios 4

El Paseo Marítimo era hasta hace unos años el principal espacio de ocio y el foco del turismo durante los meses de verano. Sin embargo, cada año que pasa se constata cómo va decayendo el ambiente en esta zona de la ciudad al trasladarse a un casco histórico emergente y con más actividades. Ante esto, los hosteleros que tienen sus negocios en el entorno de la playa de La Victoria han comenzado a unirse para plantear una serie de propuestas con la intención de presentárselas al Ayuntamiento. Su objetivo es que recobre la vida que ha ido perdiendo paulatinamente.

El restaurante A Plomo acogió en la tarde de ayer el primer encuentro de lo que puede ser el germen de una futura asociación de hosteleros del Paseo Marítimo. Este encuentro, al que estuvieron convocados representantes de establecimientos como el propio A Plomo, El Sur, 100 Montaditos, Arsenio Manila, Arte Serrano, Massé, Tempus Fugit, Barra 7 o el Grupo Vélez, entre otros, sirvió como toma de contacto para que los empresarios se conocieran y realizar una primera lluvia de ideas.

Entre las inquietudes de los hosteleros, destacan que se han suspendido en los últimos años muchas actividades que se realizaban en el Paseo Marítimo y el recorte de las que se hacían en la playa, además de concentrarse la gran mayoría de los actos en el casco antiguo, con el perjuicio que esto ha supuesto para sus negocios. A esto, también unen los impedimentos que ponen las asociaciones de vecinos del entorno para que se realicen determinados eventos en este lugar y en La Victoria. Por todo ello, resaltan que existe una “preocupación latente” entre todos los negocios por la bajada de la actividad en los establecimientos, especialmente por encontrarse en una zona turística que pierde fuerza tanto en relación con el casco antiguo como con otras localidades costeras.

Los establecimientos se quejan de la concentración de eventos en el centro

Sobre las cuestiones que se debatieron fuera de la oferta de ocio, también hicieron hincapié los hosteleros en la poca iluminación que tiene el Paseo Marítimo, el cambio que ha sufrido la línea 7 de autobuses con las obras del carril bici y su escaso horario o las dificultades para aparcar en la zona.

Respecto a las actividades de ocio que se ofrecen en el Paseo Marítimo, señalan los hosteleros que quieren plantear la organización de acontecimientos tanto diurnos como nocturnos que no afecten a la limpieza y la iluminación de la zona y no generen problemas por ruidos. Así, entre las primeras propuestas que estudiaron se encuentran la celebración de jornadas gastronómicas para promover los diferentes negocios del Paseo Marítimo, la realización de eventos encaminados a propiciar que las familias vayan a la playa como actividades infantiles a través de acuerdos con ludotecas o diferentes campeonatos de deportes como fútbol playa, vóley-playa o surf, entre otros, el montaje de mercadillos ecológicos, intentar atraer a los motoristas que acuden cada año al Gran Premio de España de Motociclismo en Jerez o la organización de pequeños conciertos acústicos de artistas gaditanos en el Paseo Marítimo o la glorieta Ingeniero La Cierva.

Los hosteleros volverán a reunirse en las próximas semanas para terminar de perfilar las propuestas y añadir algunas más para poder entregárselas de manera formal al equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Cádiz, con el fin de intentar recabar su apoyo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios