comercio

Hacer negocio al calor del verano

  • Los mercadillos durante el periodo estival ayudan a promover la artesanía y se convierten en una forma de generación de empleo y conseguir beneficios para muchos ciudadanos

Turistas paseando ayer tarde por el mercadillo de San Antonio. Turistas paseando ayer tarde por el mercadillo de San Antonio.

Turistas paseando ayer tarde por el mercadillo de San Antonio. / joaquín hernández kiki

Los mercadillos son para el verano. Por ejemplo el situado en la Plaza de San Antonio, denominado Pop Up Market, que cuenta con veinte puestos individuales en los que se ofertan productos de todo tipo.

Estos, con forma de casetas de campo de color blanco, venden desde almendras garrapiñadas, hasta cuadros de madera con todo tipo de logotipos, joyas artesanales, gafas de sol, juguetes, o camisetas pintadas a mano, entre otros muchos artículos.

Los mercadillos artesanales atraen a muchos turistas durante estos meses

Los veinte puestos están colocados uno junto al otro en el lateral de la plaza que está paralela la calle Cervantes, frente a la Iglesia San Antonio.

El horario de apertura del mercadillo depende de los dueños de los puestos, pero la mayoría abre por la mañana sobre las 11:30 hasta las 14:00, y, por la tarde, sobre las 20:00 hasta la media noche.

Todo aquel que quiera puede visitar el mercadillo hasta finales de mes, ya que está abierto durante todo el periodo estival.

El recinto está decorado como una feria, con farolillos de colores y bombillas que se encienden cuando cae la noche creando un ambiente acogedor.

Decenas de personas, muchas de ellas visitantes, se pasean por los puestos y se detienen a observar sus atractivos.

Las ventas son frecuentes, y en parte, se deben a la céntrica y turística ubicación del conjunto de puestos.

El Pop Up Market no es el único mercadillo que acogerá la ciudad de Cádiz durante el verano. Entre los días 11 y 13 de agosto tendrá lugar el mercadillo Andalusí, en el barrio del Pópulo que contará con 67 puestos que venderán todo tipo de mercancías relacionadas con el mundo andalusí, de los cuales 47 serán de artesanos y 20 de IFECA. Un ambiente que promete recrear el Al-Andalus de antaño y que convertirá el barrio en un verdadero zoco.

No hay que olvidar el mercadillo de artesanía que se encuentra en el Paseo Marítimo con una decena de puestos.

Toda una oportunidad comercial para aquellos artesanos que quieren sacar sus productos al mercado durante los meses de más afluencia turística.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios