suceso

Golpea a tres agentes de la Policía Nacional en Cádiz para evitar su detención

  • Los tres agentes resultaron lesionados tras el forcejeo con un reclamado judicial, declarado muy peligroso al tener antecedentes por matar a golpes a una persona la noche en que España ganó el Mundial

Alameda Apodaca

Alameda Apodaca / Cadiz.es

Agentes de la Policía Nacional en Cádiz han detenido a un hombre de 33 años de edad como presunto autor de un delito de atentado contra agente de la autoridad, además ser prófugo de la justicia tras tener una búsqueda e ingreso en prisión decretado por la Autoridad Judicial.

Dos indicativos de los Grupos de Atención al Ciudadano que patrullaba por la zona de la Alameda Apodaca realizando un servicio de prevención de consumo y tenencia de sustancias estupefacientes, localizaron a dos personas que ante la presencia policial intentaron huir del lugar. Los agentes coordinados con el resto de indicativos desplegados por la zona, indicaron la dirección de huida de los sospechosos, resultando ser uno de ellos un viejo conocido por los agentes debido a su actitud violenta y peligrosa, teniendo antecedentes por un delito de homicidio doloso. Concretamente esta persona fue condenado a 14 años de cárcel tras matar a golpes a otro hombre en el exterior del bar Vitola de la zona de San Severiano de la capital gaditana la noche en que España se había proclamado campeona del mundo de fútbol. Tras pasar casi 11 años en prisión fue puesto en libertad, pero al no abonar el dinero de la responsabilidad civil que se le impuso en la sentencia la justicia reclamó su nuevo ingreso en prisión.

Finalmente los dos sospechoso fueron interceptados y se realizaron las gestiones para su plena identificación al estar los dos indocumentados. Tras comprobar los datos de filiación en las bases de datos de la D.G.P. se verificó que uno de ellos tenía en vigor una orden de búsqueda de detención e ingreso en prisión emitida por el Juzgado de Vigilancia Penitenciaria de El Puerto de Santa María.

En el momento de comunicarlo los motivos de la detención, el reclamado empujó a los agentes para intentar huir sin éxito del lugar, forcejeando con los policía y lanzando puñetazos y patadas hasta que fue reducido y esposado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios