Cádiz

La Fundación Cajasol expone el tesoro de la iglesia de San Antonio

  • Piezas de imaginería, orfebrería y pintura datadas en el siglo XVIII se mostrarán en la antigua Casa Pemán hasta el 13 de mayo

Una Dolorosa de San Antonio. Una Dolorosa de San Antonio.

Una Dolorosa de San Antonio.

Comentarios 1

El traslado a Cádiz de la Casa de Contratación también tuvo una importante repercusión en el mundo religioso de la ciudad. Un ejemplo se localiza en la céntrica iglesia de San Antonio, que en ese período pasó de ermita a sede parroquial, con las ampliaciones arquitectónicas que ese 'ascenso' conllevó. Y en el apartado patrimonial, la parroquia fue enriqueciéndose también a través de distintos encargos y donaciones que fueron cobrando vida en ese espectacular siglo XVIII. Todo ello quedará expuesto desde hoy y hasta el próximo 13 de mayo en la sede de la Fundación Cajasol (vecina del templo) en una muestra que saca a relucir el tesoro que esconden las paredes de esta iglesia de San Antonio.

En la exposición patrocinada por la Fundación Cajasol, que lleva por título La iglesia de San Antonio en el siglo XVIII. Arte y devoción, podrán verse varias imágenes de dolorosas que fueron realizadas para la parroquia, dos de ellas realizadas en talleres malagueños y que han sido restauradas recientemente y una tercera atribuida a Luis Salvador Carmena. También se expondrá en la muestra una diadema y un puñal de plata que fueron realizados para otra de las dolorosas que ha tenido San Antonio en ese siglo XVIII.

La cofradía de Columna también estará presente en la exposición. Fundada en 1660, el devenir histórico ha ido de la mano de su parroquia, mostrando en la Fundación Cajasol elementos destacados como la cruz de guía con incrustaciones de nácar, la conocida columna de plata que procesiona junto al Señor o un cordón de perlas.

La imaginería genovesa estará muy presente en esta muestra, como también quedará constatado el arte que se hacía en sitios tan dispares como América u Oriente, sin olvidar una representación de la producción que salía de los talleres de Sevilla en ese siglo XVIII, como dos pequeñas pinturas que están atribuidas al reconocido Domingo Martínez.

Y por último, en este recorrido histórico por el San Antonio del Siglo de Oro no faltará la producción gaditana, visible en la orfebrería y los bordados que lucen algunas de las piezas que podrán verse hasta el próximo 13 de mayo.

San Antonio ha mostrado en los últimos tiempos una especial preocupación por el cuidado del patrimonio, llegando a contar en su día con un pequeño espacio habilitado como museo donde se expone el tesoro que estos días se abre al público en esta exposición que abrirá de lunes a sábado en horario de once de la mañana a dos de la tarde y de cinco a ocho de la tarde.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios