Infraestructuras deportivas de barrios

Comienza la enésima última fase de las obras del pabellón Francisco Blanca

  • El Ayuntamiento anuncia que se han iniciado ya los trabajos de impermeabilización de la cubierta, previos a la nueva apertura

Imagen exterior del pabellón Francisco Blanca. Imagen exterior del pabellón Francisco Blanca.

Imagen exterior del pabellón Francisco Blanca.

Comentarios 1

El Ayuntamiento de Cádiz, a través del Instituto Municipal de Deportes (IMD), anunció ayer a través de una nota de prensa que ha puesto en marcha los trabajos de impermeabilización de la cubierta del pabellón Francisco Blanca. “De esta manera –se explica en la nota–, se van ultimando los últimos detalles para que los gaditanos y gaditanas puedan volver a disfrutar de estas instalaciones”. Cerrado desde 2012 con el PP al frente del gobierno municipal, desde entonces no han sido pocas las veces que se ha anunciado la cercanía de la fecha de reapertura del pabellón. Por ejemplo, en abril y en julio de 2017 se aseguró que en septiembre de ese mismo año estarían acabados los trabajos. Y en febrero de 2018 el concejal de Deportes también anunció que comenzaban “los últimos trabajos pendientes para que los gaditanos puedan volver a disfrutar de estas instalaciones”. En la nota de ayer se indica que los trabajos acabarán a mediados de diciembre, aunque no se da fecha de reapertura.

La empresa adjudicataria la próxima obra es M&C Berjano, que se encarga también del equipamiento de seguridad para el mantenimiento de los paneles solares, el control de acceso y otro mobiliario. Los trabajos comenzaron el pasado jueves, tras recibir los materiales de acero inoxidable, y el plazo de entrega previsto es a mediados de diciembre.

Informa el Ayuntamiento de que entre los trabajos se encuentra la impermeabilización de la cubierta, se colocarán barandillas y se señalizarán los pasillos para la circulación de los operarios. Además se instalará una escalera de acceso, una rejilla de recogida de agua de lluvia y una mampara modular para la cabina de control. El proyecto recoge una separación público-vestuario mediante horquillas de acero.

Recuerda en su nota el Ayuntamiento que “el pasado mes de julio” se iniciaron las obras para terminar la construcción de las gradas, realizar la instalación de saneamientos y la finalización de trabajos de fontanería en los vestuarios, además de la colocación de las barandillas del graderío y la escalera, la instalación de un sistema de ventilación en los aseos, vestuarios y pista deportiva, y también un sistema de contribución solar para proporcionar agua caliente. Estas mismas obras ya fueron anunciadas en julio del pasado año, en 2017.

Una vez finalizadas, el consejo rector del IMD aprobó realizar los últimos trabajos pendientes, que son justamente los que han arrancado esta semana para impermeabilizar la cubierta y otras mejoras en el resto del edificio de la barriada Guillén Moreno.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios