Cádiz

Fernández no declara, "asustado y aturdido" por las preguntas del juez

El ex consejero de Empleo de la Junta Antonio Fernández se acogió ayer a su derecho constitucional a no seguir declarando a las preguntas del presidente del tribunal, tras haber confesado que se sintió "asustado y aturdido" por el interrogatorio al que le sometió el pasado el magistrado Juan Antonio Calle Peña, quien le hizo una treintena de preguntas sobre qué extremos ratificaba y cuáles no sobre la declaración que en su día prestó en la fase de instruccion ante la entonces titular del Juzgado de Instrucion número 6 de Sevilla, Mercedes Alaya.

Al inicio de la nueva sesión del juicio, Fernández intervino antes de que el presidente continuara preguntándole para asegurar que con las preguntas del presidente se sintió "aturdido y asustado" porque no entendía el sentido de las preguntas que éste le planteó, por lo que dijo que "difícilmente puede asumir" lo que declaró entonces y en la misma circunstancia comentó que se sentía ayer, por lo que comunicó al tribunal que había decidido acogerse a su derecho constitucional a no declarar. Antonio Fernández, que se enfrenta a una petición de condena de ocho años de prisión y 30 años de inhabilitación por delitos continuados de prevaricacion y malversación de caudales públicos, sí destacó que las "posibles discrepancias" que el tribunal pudiera apreciar en relación con la declaración prestada en la fase de instrucción están "suficientemente respondidas" con el testimonio que ha prestado durante ocho días ante el tribunal que enjuicia la pieza del denominado "procedimiento específico" por el que se concedieron durante una década las ayudas sociolaborales y a empresas. "Me siento aturdido y temeroso como para prestar una declaración con garantías", concluyó el ex consejero de Empleo de la Junta para remarcar de esta forma que se acogía a su derecho a no declarar.

Tras el anuncio de Antonio Fernández, la abogada de la acusación particular que ejerce el Partido Popular, Lourdes Fuster pidió al tribunal que se diera lectura antes de que finalizara la declaración de Fernández a un escrito presentado por la defensa del ex consejero en la pieza separada en la que se investigan las ayudas de la Faja Pirítica de Huelva en relación con la orden del 5 de abril de 1995 del Ministerio de Trabajo, que según declaró Fernández también amparaban las ayudas concedidas por la Junta de Andalucía. De manera alternativa, la acusación del PP pidió que se incopore dicho escrito como prueba documental para el juicio.

El presidente del tribunal planteó inicialmente que ese escrito recogería en todo caso las manifestaciones realizadas por la defensa del acusado, no por el propio acusado, aunque finalmente añadió que el tribunal se pronunciará más adelante.

De otro lado, el presidente del tribunal llamó ayer la atención a la abogada del PP durante la declaración del ex presidente de la Junta José Antonio Griñán, al recordarle la prohibición de realizar "gestos de aprobación o desaprobación" en relación con las afirmaciones que estaba realizando el acusado.

El magistrado que preside el juicio también interrumpió en una ocasión al fiscal delegado de Anticorrupción, Manuel Fernández Guerra, al requerirle para que no hiciera más preguntas a José Antonio Griñán "sobre extremos que el acusado dice que desconoce".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios