Crisis del coronavirus Familiares de usuarios del servicio de ayuda a domicilio en Cádiz: “Han dejado a mi padre abandonado”

  • Familiares de usuarios de la ayuda a domicilio se quejan por la suspensión total del servicios

Los mayores son el mayor grupo de usuarios del servicio de ayuda a domicilio. En la imagen de archivo, dos personas de avanzada edad. Los mayores son el mayor grupo de usuarios del servicio de ayuda a domicilio. En la imagen de archivo, dos personas de avanzada edad.

Los mayores son el mayor grupo de usuarios del servicio de ayuda a domicilio. En la imagen de archivo, dos personas de avanzada edad. / Julio González

Los mayores se han convertido en uno de los grandes olvidados en esta crisis del coronavirus. Los múltiples frentes que la caótica situación ha abierto necesita de respuesta de las administraciones los han dejado en una especie de segundo plano frente a otros colectivos o sectores de la sociedad. Así le ha ocurrido, por ejemplo, a las personas que hasta ahora recibían las atenciones necesarias del servicio de ayuda a domicilio y que desde el inicio del estado de alarma se han quedado sin él.

Ya anunció el Ayuntamiento el pasado lunes que en la atención a domicilio sólo se prestarían “servicios esenciales” durante el tiempo que durara el estado de alarma decretado por el Gobierno central. Y esos servicios esenciales se están prestando a aquellas personas dependientes que viven solas y sin familia.

Esta medida, no obstante, está provocando quejas entre los usuarios o familiares de usuarios, que encuentran un auténtico problema a la situación generada por la limitación a “servicios esenciales” de esta atención a domicilio. “Mi padre, que es dependiente total, no entra en el protocolo de servicios mínimos. Lo han dejado abandonado”, denuncian familiares de usuarios. “No vienen ni siquiera un rato corto por la mañana para levantarlo y asearlo, o dos o tres días a la semana en lugar de venir a diario”, reclaman también.

Y es que, aseguran, no es fácil atender a esos dependientes que durante estos días quedan fuera del servicio de ayuda a domicilio. “Ellos son los profesionales y los que tienen los medios y capacidades para cuidar y atender. Entre otras cosas, porque dejamos a esos mayores dependientes más expuestos al contagio si el servicio no se presta y tenemos que recurrir a familiares o conocidos para estas tareas”, explican los afectados.

“Ni siquiera han llamado para informar de que no iban a ir, directamente han dejado de aparecer”, denuncian en protesta tanto de la empresa concesionaria como del Ayuntamiento. “Luego venden que no va a quedar ningún usuario sin atender. Y es mentira”, añaden.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios