Daños en la estatua de Castelar Vandalismo con tiza en pleno centro de Cádiz

  • La estatua de Castelar, recién limpiada por Patrimonio Histórico, aparece llena de pintadas

Tiza de colores para el monumento a Castelar Tiza de colores para el monumento a Castelar

Tiza de colores para el monumento a Castelar / J. A. H.

Comentarios 6

El vandalismo urbano se expresa de diversas formas. El más contundente y dañino es el destrozo puro y duro del mobiliario ciudadano, que tiene siempre un alto coste para las arcas municipales; después están las pintadas, siempre complicadas de limpiar y más cuando utilizan como lienzo monumentos de la ciudad. Ahora la última tendencia es ensuciar estos monumentos con tiza, un producto barato cuyo uso puede tener dos respuestas: o bien los autores de estos actos vandálicos no tienen dinero para comprar esprays siempre más contundentes, o bien son menores de edad, niños tal vez, que se inician en el acto del destrozo urbano lo que debería de encender las alertas de la sociedad.

En este caso, los daños se han producido en el monumento a Castelar en la plaza de Candelaria, monumento que además acaba de ser limpiado a fondo por la concejalía de Patrimonio Histórico, en un plan que incluye al resto de los bustos y monumentos de la ciudad, afectados sobre todo por las palomas.  

Con tizas de varios colores, se ha ensuciado todo el pedestal del monumento, especialmente la placa de bronce donde recuerda que el monumento es un recuerdo de los cónsules americanos en Cádiz al político gaditano.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios