obituario

Enrique Treviño, la infatigable voz del Falla, fallece a los 88 años

  • Fue el cronista radiofónico de 52 finales del concurso de agrupaciones, entre 1953 y 2005

El veterano periodista, en la plaza de las Flores en una imagen de archivo. El veterano periodista, en la plaza de las Flores en una imagen de archivo.

El veterano periodista, en la plaza de las Flores en una imagen de archivo. / Lourdes de Vicente

En la ciudad de Cádiz, en la mañana de ayer, 8 de febrero de 2017, se apagó de repente, como con el clic de una radio de baquelita, la inconfundible voz de Enrique Treviño. Casado con Araceli Martín García y padre de seis hijos, Enrique Treviño González habría cumplido 89 años el próximo 16 de julio. Cronista infatigable de más de medio siglo de Concurso de Agrupaciones Carnavalescas, fue una de las leyendas del periodismo radiofónico gaditano en una época en la que la radio era un oficio heróico de puro precario que había que complementar con otros trabajos. Como la banca, en la que estuvo empleado durante muchos años. "Yo volvería a trabajar en la radio aunque fuera gratis", le confesó a otra leyenda del periodismo gaditano, nuestro querido y añorado compañero Emilio López Mompell, en una magnífica entrevista publicada en este periódico un domingo 24 de noviembre de 2013.

Enrique Treviño nació un 16 de julio de 1928 en el número 4 de la Plaza Fragela, un hecho accidental -su familia vivía en Compañía- que Emilio interpretaba como una premonición de que terminase batiendo el récord de retransmisiones de la Final del Falla: nada menos que 52 consecutivas entre 1953 y 2005. Más de una, al alimón con otra estrella de la radio local, su inseparable y siempre recordado Enrique Márquez. Una vez llegaron a camuflar un micrófono en un tornavoz para enterarse de las deliberaciones del jurado y dar la primicia... con un altísimo porcentaje de acierto, claro. En 2003 se le dedicó el concurso, dos años después se jubiló y nunca volvió al Falla. "Ni para hacer fotografías", otra de sus aficiones. Pero lo seguía desde casa, por internet.

Tocó todos los palos periodísticos y tuvo pasión por la fotografía y la Semana Santa

La pasión por el micrófono se le reveló en 1951 en forma de anuncio en este periódico: La Red de Emisoras del Movimiento iba a abrir una estación escuela de radio que luego sería el germen de Radio Juventud de Cádiz, posteriormente Radio Cadena Azul de Radiodifusión, más tarde Radio Cadena Española, hoy Radio Nacional de España. "Entonces todos hacíamos de todo y nos repartíamos los ingresos por publicidad [...] presumíamos de que la onda corta se escuchaba hasta en Méjico y Alaska, porque en Cádiz era difícil sintonizarla", recordaba con guasa.

El fútbol y el Cádiz C. F. eran otras de sus especialidades, de nuevo con su casi siamés Enrique Márquez. " Lo habitual era que yo hiciera la crónica del encuentro y que él asumiera la retransmisión del partido". También hizo información taurina, encarnando a Perico, el fiel monosabio de Antonio González Gómez, Don Puyazo. Y de Semana Santa, por supuesto, otra de sus pasiones. Era el hermano más veterano del Santo Entierro y fue manigueta de la Virgen de la Soledad, cargador y capataz del Ecce Maer Tua.

Como colofón a toda una carrera, en 2011, Enrique Treviño condujo Radio La Pepa 18.12 de la Banda de Onda Corta, un programa creado por Javier Osuna que recibió el Premio Ondas de aquel año.

El responso por su alma se celebrará esta tarde a las 16:30 horas en la capilla del Tanatorio de Servisa en la Zona Franca. Sus restos mortales se trasladarán al Cementerio Mancomunado de Chiclana.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios