Cádiz

Educación tiene intención de poner fin a las inundaciones

  • Pretende sustituir las bombas de agua próximas al colegio La Inmaculada y al IES Cortadura

Buenas noticias para la comunidad educativa del colegio La Inmaculada y también para la del instituto Fuerte de Cortadura. La Administración educativa se ha propuesto acabar con las inundaciones en las inmediaciones de ambos centros educativos. Inundaciones que se forman rápidamente, con lluvias algo más intensas de lo normal y que anegan todo el acceso de los vehículos, agravándose en la zona peatonal por la que se accede tanto al colegio como al instituto.

Desde la Delegación provincial de Educación aseguran que este problema se encuentra en el límite entre el mantenimiento de los centros de Educación Primaria que debe acometer el Ayuntamiento y las intervenciones que debe realizar la Consejería de Educación. No obstante, al ser conscientes de la gravedad del problema, dado que afecta a la vida diaria de dos comunidades educativas, ha optado directamente por elaborar un proyecto que ponga fin a las inundaciones durante la temporada de lluvias.

Así, la intención de la Administración educativa es sustituir las cuatro bombas de agua de la zona (dos bombas son para las aguas pluviales y las otras dos para las aguas residuales) por otras de mayor potencia, con el fin de impedir la acumulación de agua en las inmediaciones de los dos centros, ubicados en Cortadura.

Advierten desde Educación que esta intervención aún no ha sido aprobada, pero sí está ya presupuestada. Supondrá un montante de 100.000 euros. Se ha realizado ya el proyecto y se ha pedido la autorización a Sevilla, pero aún no se ha obtenido respuesta. La intención de la Delegación provincial de Educación es realizar esta actuación en los próximos meses, antes de que lleguen las primeras lluvias otoñales. El objetivo, recalcan desde la Administración educativa, es mejorar la vida diaria en ambos centros formativos.

Cabe recordar que la dirección del colegio La Inmaculada ya mostró su indignación a finales del pasado año puesto que ninguna administración daba solución a este problema, y es que las bombas que deben desaguar no dan abasto al encontrarse muy anticuadas, de ahí las constantes inundaciones. Incluso los bomberos han acudido en diversas ocasiones a la zona para intentar evacuar el agua acumulada y no siempre han podido cumplir con su objetivo.

Incluso se ha dado la situación en la que los niños matriculados en Educación Infantil y Primaria han tenido que acceder a su centro desde una de las puertas secundarias de La Inmaculada. La Asociación de Madres y Padres de Alumnos de este colegio también ha mostrado su malestar en varias ocasiones, e incluso denunció que las aguas fecales salían para fuera cada vez que se producían inundaciones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios