El Paseante

Edificios de Cádiz, en miniatura

  • El colegio San Felipe Neri acoge una exposición de maquetas de la ciudad realizadas por Manuel Romero · Puede verse El Pópulo y la Diputación al detalle, además del futuro Museo del Carnaval

El barrio de El Pópulo, las Puertas de Tierra, el edificio de la Diputación Provincial, la Caleta con el Balneario de La Palma o la antigua Puerta del Mar en miniatura puede verse esta semana en el Colegio San Felipe Neri.

Manuel Romero Carril expone en el vestíbulo del centro marianista una colección de maquetas de Cádiz realizadas por él mismo con materiales reciclados. La mayoría son reproducciones de edificios o monumentos de la ciudad, cuidadas al máximo detalle.

La muestra comienza con un particular homenaje del autor al bicentenario de las Cortes y la Constitución de 1812, con una reproducción del Ayuntamiento de San Fernando y otra del monumento a las Cortes de la plaza de España de Cádiz. Esto acompañado del puente Suazo, de un soldado francés y otro salinero, además de bombas y cañones.

La pieza más antigua es la Diputación Provincial, de 1969, realizada con piedra ostionera recogida por Manuel Romero de la playa de La Caleta. También es la que más le costó al autor y la que más tiempo le llevó. Cuenta que estuvo trabajando en ella durante seis meses. Al acercarnos, se puede observar perfectamente los dos patios del edificio y el salón regio reproducido hasta el último detalle: sus mesas isabelinas realizadas en tiza, los sillones elaborados con pendientes rotos, las lámparas de araña, los relojes sobre las mesas... Y a un tamaño que todo desmontado cabe en una caja de zapatos. Manuel Romero confiesa que conoce ese edificio tan bien porque ha trabajado durante 35 años en él.

Llama también la atención la reproducción del barrio de El Pópulo, que le costó cinco meses de trabajo a su autor. "Está hecho pieza por pieza. Primero hice el Ayuntamiento, luego la calle Pelota, y luego lo demás", comenta Romero, quien quiere resaltar el azulejo del Cristo de Medinaceli con sus dos lamparitas en la fachada de la iglesia de Santa Cruz. Pero también es digno de mencionar la ropa tendida en las azoteas, un perro asomado en un portal, los coches, los escaparates con sus productos expuestos o los nombres de los establecimientos.

Además de esta maqueta de El Pópulo, puede observarse otra más pequeña de "la villa medieval".

También puede verse el restaurante El Faro; la Fuente de los niños meones, que estuvo instalada en la Alameda Apodaca y luego se trasladó al Parque Genovés; una carreta rociera; un coche de caballos de los años 30 y La Cibeles con sus chorros de agua. "Para esta, igual que para el monumento a Las Cortes, he utilizado figuritas del Belén. La diosa Cibeles es una Virgen a la que le he cortado un brazo, se lo he levantado y le he puesto una llave", explica el autor.

Asimismo, en la exposición pueden admirarse construcciones que ya no existen, como la Puerta del Mar, la Puerta de Sevilla o el Castillo de la Villa. Y otra que tampoco se encuentra en la ciudad porque todavía no se han edificado: el Museo del Carnaval. "Ahí me he adelantado a Teófila", comenta bromeando. Él proyecta un edificio de dos plantas, en las que se reparten muchas agrupaciones antiguas y modernas de la fiesta gaditana. Los "muñecos" también los ha cogido de un Belén. Así, pueden observarse los tipos del coro 'Los duros antiguos', el cuarteto 'La boda del siglo', las comparsas 'Los templarios', 'Los piratas' o 'Araca la cana' y las chirigotas 'Los fantasmas' o 'Los indios japoneses', entre otros.

Al final del recorrido, el autor exhibe y detalla todos los materiales que ha utilizado para sus obras, como arena de la playa, botones, cuentas de collares, palitos de pinchitos y de chupachús o tapones de corcho, entre muchísimas cosas.

Manuel Romero tiene entre manos actualmente el Castillo de San Sebastián, pero no puede hacerlo al ritmo de antes. Sus 76 años no le permiten trabajar hasta la madrugada. Comenta que para él es una satisfacción ver expuesto su trabajo y, sobre todo, "que los chavales me pregunten y que yo les cuente cómo lo he hecho. Es muy bonito".

En marzo de 2012 podremos volver a ver esta muestra en el colegio San Felipe Neri.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios