Cádiz

El Doce como Patrimonio Inmaterial, prioridad de Cádiz ante la Unesco

  • El Ayuntamiento trabajará para agilizar la candidatura y lograr el nombramiento, ante la dificultad de conseguirlo para la ciudad en su conjunto arquitectónico

Comentarios 2

Dos opciones y una prioridad. Cádiz mira como nunca a la Unesco aprovechando el Doce y quiere que la marca Patrimonio de la Humanidad vaya ligada de por vida a la ciudad. En los últimos tiempos, con propuestas a Pleno incluidas, se ha debatido sobre la necesidad de agilizar los trámites ante la citada organización mundial. Por un lado, Cádiz espera desde hace años entrar en la lista indicativa para que la ciudad en su conjunto arquitectónico sea considerada Patrimonio de la Humanidad. Por otro, la importancia en la historia de la Constitución de 1812 lleva al Ayuntamiento a plantearse seriamente solicitar que la Carta Magna, con todo lo que significó para el mundo posteriormente, sea declarada Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad. En esto último se va a centrar el Consistorio dado que puede ser más fácil que conseguir el nombramiento para la ciudad entera. La Unesco se está decantando por criterios geográficos para no beneficiar siempre al mismo territorio. Europa ha sido muy premiada y Cádiz deberá esperar mucho tiempo.

La reciente visita a la ciudad del doctor Edgar Montiel, representante de Guatemala en la Unesco, ha supuesto para el Ayuntamiento encontrar un hueco para la esperanza. El portavoz del equipo de gobierno, Ignacio Romaní, señala que Montiel aconsejó utilizar el arma de la interculturalidad para poner el Doce en el panorama mundial. "Nos dijo que la propuesta de Cádiz puede ser original y nos explicó que sería bueno optar por la excepcionalidad de La Pepa y la preservación de los valores de la Constitución que fue génesis de otras cartas magnas, así como el nacimiento del concepto de nación". El representante guatemalteco en la Unesco planteó la necesidad de trabajar "no sólo en documentos, sino en soportes sonoros y visuales" para complementar la documentación que se pretende preparar.

"Hemos repetido y reiterado en varias ocasiones que la Junta defienda la candidatura para el 2012. Estamos a tiempo y vamos a trabajar para que nos lo concedan para 2012", dice Romaní. El Ayuntamiento está decidido a "volcar los esfuerzos en lo inmaterial, elaborando una buena candidatura sustentada por trabajos de especialistas en diversas materias".

Es la Junta de Andalucía, a petición del Ayuntamiento de Cádiz, la administración que debe elevar la petición al Gobierno central, para que a su vez realice los trámites ante la Unesco. Luego, una vez presentado el expediente debe ser aceptado por este organismo internacional como primer trámite que debe superar cualquier candidatura para ser incluida en la Lista Representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad. Será entonces cuando la Comisión de Objetos Culturales y del Patrimonio Inmaterial estudie la candidatura y decida si se incluye no en la lista para 2012.

No será fácil. El flamenco fue rechazado en 2005 y admitido en 2009. La Junta de Andalucía se haya inmersa en estos momentos en el proyecto para que esta expresión del folklore andaluz consiga el nombramiento este mismo año. Mucho tendrá que trabajar el Ayuntamiento de Cádiz para que la candidatura del Doce tenga opciones en 2012. Entonces, un nombramiento de este calado mundial significaría el respaldo definitivo a la efeméride y darla así a conocer en todo el mundo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios