Día Mundial Contra el Melanoma "No podemos olvidar la mascarilla, pero tampoco la protección solar"

  • La dermatóloga del Puerta del Mar Isabel Villegas destaca la importancia de la prevención y el diagnóstico precoz del cáncer de piel

  • Muestra su preocupación por el retraso que está habiendo en el diagnóstico debido al miedo de los pacientes a acudir al hospital por el coronavirus

Una médico examina la piel de una paciente. Una médico examina la piel de una paciente.

Una médico examina la piel de una paciente.

Tras el confinamiento decretado por el Gobierno para minimizar la expansión de la covid–19, la mayoría de la población está deseando salir a la calle y disfrutar de las terrazas y la playa. Por eso, ante la celebración este sábado 23 de mayo del Día Mundial contra el Melanoma —el tipo de cáncer de piel más agresivo—, expertos recuerdan la importancia de tomar las precauciones necesarias y proteger la piel a la hora de exponernos al sol; más aún después de haber estado un tiempo sin salir de casa y teniendo en cuenta que la desescalada coincide con los meses en los que más aprieta el sol.

"Cuando iniciemos la temporada de playa, además de protegernos de la covid, tenemos que protegernos la piel", afirma la dermatóloga Isabel Villegas Romero, una de las responsables de la Consulta de Cáncer de Piel del Hospital Puerta del Mar, quien hace un llamamiento a la ciudadanía para que en esta "nueva normalidad" en la que estamos inmersos, "no nos olvidemos de usar la mascarilla pero tampoco la protección solar".

Isabel Villegas destaca la importancia de la prevención del cáncer de piel, además de un diagnóstico precoz para poder tratarlo lo antes posible. Por eso, señala que la principal preocupación que tienen actualmente los dermatólogos es el retraso en el diagnóstico del cáncer de piel, tanto melanoma como no melanoma.

En este sentido, explica que durante el confinamiento, se ha detectado una disminución en la asistencia de pacientes a su consulta y la reticencia de muchos a operarse por miedo a contagiarse del coronavirus en el hospital, ya que la mayoría de estos pacientes son personas mayores y, por tanto, población de riesgo respecto a la covid–19.

Ante esta situación, se ha comenzado una investigación, titulada Estudio Covid Piel, en la que participa la Unidad de Dermatología del Puerta del Mar, "para valorar el impacto de la demora por el confinamiento en la carga tumoral del cáncer de piel", indica Isabel Villegas, que es la coordinadora en Cádiz del estudio.

Esta dermatóloga lamenta que este año no han podido organizar actividades en torno al Día Contra el Melanoma debido a la pandemia de coronavirus, pero asegura que están trabajando para realizar una campaña por vía telemática para la prevención del cáncer de piel, con una serie de medidas que hay que tomar al salir del confinamiento, y también para el diagnóstico precoz de tumores cutáneos en pacientes que todavía temen salir de sus casas para consultar.

Destaca que actualmente, se ha implantado el sistema de teleconsultas desde Atención Primaria en Cádiz y San Fernando, por el que el médico de familia remite a los dermatólogos del Puerta del Mar una fotografía clínica y dermatoscópica de lesiones en la piel de pacientes "para que las veamos y valoremos si es una lesión benigna o debe acudir a la consulta al hospital". Afirma que esto ha sido posible gracias al jefe de la Unidad de Dermatología, Mario Linares, "que ha trabajado en tiempo récord para poner en marcha estas teleconsultas".

Recomendaciones básicas para prevenir el cáncer de piel

Isabel Villegas quiere recordar las recomendaciones básicas para prevenir el cáncer de piel, como son evitar la exposición solar en las horas centrales del día (de 11:30 a 17:00 horas); usar factor de protección SPF 30 ó 50 al exponernos al sol; poner suficiente cantidad de protección solar y renovarla cada dos horas y después del baño, y tener especial cuidado con los niños pequeños, cuya piel es más susceptible a sufrir daños solares.

Respecto a los menores, apunta que "la piel tiene memoria, y la radiación solar que reciben acumula un daño en el ADN de las células que a lo largo de la vida puede traducirse en mayor probabilidad de sufrir cáncer de piel".

Consejos para el diagnóstico precoz

Asimismo, aconseja a la población hacer una autoexploración de la piel una vez al mes o cada dos meses, presentando especial atención a los signos que los dermatólogos resumen en el ABCDE: A de asimetría de los lunares o manchas de la piel; B de bordes irregulares; C del color (no es buena señal que una lesión tenga varios colores); D de diámetro, atendiendo a que no superen los 6 milímetros, y E de evolución, es decir, que se note cambios en la lesión. "En definitiva, lo que hacemos los dermatólogos es buscar el patito feo, que es una lesión que no se parece en nada al resto de las que tenemos en el cuerpo", resume esta especialista del Puerta del Mar.

Quiere aclarar que una lesión que cumpla todas estas características no tiene por qué ser cáncer de piel, sino que "son signos de una lesión sospechosa que hay que consultar con nuestro médico".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios