Día Internacional de los Voluntarios

El sustento de la solidaridad

  • Con motivo de la celebración del Día Internacional de los Voluntarios, la Asociación Española Contra el Cáncer destaca la labor de las personas que colaboran con esta entidad

Un momento de la gala homenaje a los voluntarios que celebró la AECC. Un momento de la gala homenaje a los voluntarios que celebró la AECC.

Un momento de la gala homenaje a los voluntarios que celebró la AECC. / Lourdes de Vicente

Este miércoles se celebra el Día Internacional de los Voluntarios, una figura sin la que muchas ONG, asociaciones y entidades benéficas no podrían mantener su actividad.

Es el caso de la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC), que en toda España cuenta con unos 16.000 voluntarios mientras que los profesionales que trabajan en ella no llegan a 800. En la provincia de Cádiz, la entidad tiene actualmente en torno a 300 voluntarios y sólo 11 trabajadores en plantilla.

"Los programas que la AECC pone en marcha se pueden realizar gracias al apoyo y la ayuda de los voluntarios", manifiesta María Arango, coordinadora general de Voluntariado de esta asociación en la provincia de Cádiz, quien explica que la entidad trabaja con diferentes tipos de voluntarios: los que acuden a los hospitales, los que realizan su labor en los domicilios de las personas enfermas, los que hacen tareas de prevención, los voluntarios administrativos, los que colaboran en la obtención de recursos y los que forman parte de los órganos de gobierno.

Pone como ejemplo el caso de la labor que realiza la asociación en los hospitales y en los domicilios, donde el 99% de los programas lo llevan a cabo los propios voluntarios.

Este tipo de voluntariado es el más visible, pero María Arango quiere llamar la atención sobre otro "grupo enorme de voluntarios que sustentan las sedes locales" de la AECC, y que realizan tanto funciones en los órganos de gobierno como tareas administrativas o de recepcionistas cuando alguien llega a la sede o llama por teléfono. "Gracias a esas personas, la Asociación Española Contra el Cáncer puede estar presente en toda la provincia de Cádiz y podemos llevar nuestros programas y nuestra ayuda a todos los gaditanos. Ellos mantienen la estructura y esa red de apoyo para que la labor de los demás voluntarios y de toda la asociación sea posible", insiste Arango.

La AECC tiene actualmente en torno a 300 voluntarios en la provincia de Cádiz

Respecto a los voluntarios de los órganos de gobierno, afirma que "son los que menos se ven, pero constituyen la estructura sobre la que se apoyan las actividades y programas de la AECC".

Uno de ellos es Ignacio Moreno Aparicio, presidente de la AECC en Cádiz desde mayo de 2016. Según comenta el propio Ignacio Moreno, su labor "básicamente es de relaciones institucionales". Asegura que para él, "es un gran honor que hayan confiado en mí para llevar adelante la representación de la asociación en la provincia". Destaca que está "aprendiendo muchísimo sobre la problemática del cáncer y he tenido la oportunidad de conocer a gente extraordinaria, de una talla humana magnífica". Respecto al resto de voluntarios, afirma que son "para quitarse el sombrero" y transmite su "profundo agradecimiento" hacia la labor que desarrollan. "El prestigio de la asociación se debe básicamente a los voluntarios", sentencia.

La coordinadora general de Voluntariado en la provincia de Cádiz quiere destacar la formación continua de todos los voluntarios de la AECC. De hecho, para ser voluntario en esta entidad es necesario recibir una formación previa impartida por la propia asociación que continúa a lo largo de toda la trayectoria como voluntario. Se trata de una formación específica para la labor que realiza cada uno, una labor que se ajusta a un programa previo diseñado y coordinado por profesionales de la asociación.

En el Día Internacional de los Voluntarios, María Arango muestra su agradecimiento en general "a esas personas que prestan su tiempo, sus conocimientos y lo dan todo porque quieren de alguna manera transformar la sociedad". Y quiere transmitir en particular el agradecimiento a los voluntarios de la AECC "por darnos su tiempo y sus conocimientos, por sentirse una parte importante de nuestra asociación, que lo son. En resumen: por su solidaridad y por su apoyo. También por hacer posible esa magia que provoca que las personas que están pasando o han pasado por la enfermedad no se sientan solas".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios