Cádiz

Deuda, proveedores y "falacias" del PSOE

Dos puntos similares y un único debate. Si el PSOE instaba al Gobierno a revisar las condiciones establecidas en las operaciones financieras formalizadas por las entidades locales en el Plan de Pago a Proveedores, IU hacía lo propio pidiendo modificar las condiciones de abono de los préstamos concertados para estos pagos a empresas acreedoras. Ambas propuestas fueron rechazadas por los votos desfavorables del grupo popular (que defendió en su enmienda que el Gobierno ya estaba trabajando en este asunto) en un debate en el que se pusieron de manifiesto la deuda del Ayuntamiento y el elevado interés que el Consistorio está pagando anualmente por el crédito que solicitó para pagar a los proveedores.

La disputa se recrudeció entre Teófila Martínez y Francisco González, después de asegurar éste que en el Ayuntamiento "hay cajones donde se meten facturas que no están reflejadas en la contabilidad municipal". La alcaldesa amenazó con demandar al portavoz socialista por lo que consideró "una falacia". Tras el Pleno, el equipo de gobierno señaló que es "absolutamente falso que haya una sola factura que no esté reflejada en la contabilidad municipal. Aquí no hay cajones donde se metan facturas, como parece práctica habitual en algunos ayuntamientos socialistas". Según los populares "existen dos posibilidades para explicar la manera en la que actúa el portavoz socialista, igual de perjudiciales para la ciudad; que sea producto de un desconocimiento profundo, algo que le invalidaría para representar a los socialistas gaditanos en el Salón de Plenos, o aún peor, que tenga como práctica habitual la mentira y la confusión, lo que igualmente le deslegitima para la labor política en el Consistorio". Las mismas fuentes explicaron que el Ayuntamiento solo tiene un factoring -una operación por la que una empresa cede las facturas generadas por sus ventas a una compañía para que se ocupe de su gestión- sin recurso y corresponde, tal y como expresó Fran González a la deuda con FCC. "Lo que olvidó mencionar el portavoz socialista es que esa deuda corresponde a los 22 millones de euros que dejaron colgados los de su partido al dejar la Alcaldía como deuda en la Limpieza, que se fue arrastrando hasta 2006, cuando se firmó esta operación para pagar de una vez a la UTE y conseguir mejores tipos de interés en la deuda con un entidad bancaria".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios