Cádiz

Detenido por no enviar móviles a los compradores tras cobrarlos

  • El supuesto estafador, que ofrecía los teléfonos en internet, ya fue arrestado en dos ocasiones por hechos similares

La Policía Nacional detuvo esta semana a P.E.F., de 39 años de edad y vecino de Cádiz, como supuesto autor de un delito continuado de estafa a personas domiciliadas en diferentes ciudades españolas al ofrecer la venta de teléfonos móviles por internet y no enviar el terminal tras recibir una transferencia bancaria de la víctima. La cantidad estafada asciende a 1.660 euros.

La investigación se inició a raíz de las denuncias presentadas por los compradores, que explicaban a la Policía cómo una persona les había estafado ofreciendo, a través de una página web dedicada a la venta de artículos de segunda mano y en otra de anuncios de compraventa, cuatro teléfonos móviles de última generación por un precio muy asequible, en torno a los cien euros aproximadamente. Tras realizar los ingresos en una cuenta bancaria, nunca recibieron el artículo comprado.

Los investigadores del Cuerpo Nacional de Policía adscritos al Grupo de Delitos Tecnológicos de la Comisaría Provincial de Cádiz comenzaron a realizar las gestiones oportunas para identificar y localizar al estafador. Tras varias pesquisas, fueron estudiados los movimientos bancarios del titular de la cuenta en la que las víctimas realizaron los pagos. Los agentes comprobaron cómo esta persona que recibía el dinero, bien por ingreso bancario o por transferencia, ese mismo día retiraba el total de los fondos con la intención de disponer inmediatamente de las cantidades. Evitaba así las posibles reclamaciones de las víctimas a la entidad bancaria.

Los agentes del grupo de delitos tecnológicos realizaron diferentes gestiones e indagaciones para esclarecer los hechos y comprobaron que el supuesto estafador era un vecino de la Barriada de la Paz que había sido detenido en dos ocasiones más por hechos similares.

P.E.F. fue detenido en 2012 y también a principios de este año por delitos continuados de estafa cuyo importe superaba los 6.000 euros. La Policía de Cádiz conocía perfectamente el modus operandi de esta persona que desarrollaba un plan con actos que han afectado a varias víctimas de localidades diferentes, entre las que se encuentran Madrid, Valencia, Girona, Sevilla y Zamora.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios