La crisis del Covid-19

Desescalada Cádiz: La apertura al baño de las playas de la capital se inicia a medio gas

  • El fuerte y cambiante viento, y la temperatura del agua hacen que muchas personas no se decidan a darse el primer chapuzón

  • Con menor afluencia que en días anteriores, los bañistas prefieren pasear a tomar el sol

Un padre se da el primer baño con sus hijos en la playa Victoria. Un padre se da el primer baño con sus hijos en la playa Victoria.

Un padre se da el primer baño con sus hijos en la playa Victoria. / Julio González

Cádiz es una ciudad que mira hacia su playa. Con pocas zonas verdes y con pocos lugares de esparcimiento al aire libre, los arenales se convierten en el principal punto de encuentro con el que la capital gaditana cuenta. Por ello, las medidas de confinamiento en los hogares por el decreto de estado de alarma para evitar la propagación del Covid-19 y las restricciones que han estado vigentes en cada una de las fases de desescalada han provocado que los gaditanos tengan muchas ganas de playa, sobre todo por las altas temperaturas.

Por ello, este viernes estaba marcado en rojo al ser el primero de la temporada en la que se iba a permitir el baño. Sin embargo, esta apertura de las playas ha sido a medio gas debido al fuerte viento cambiante que sigue soplando, lo que hace que no apetezca tanto darse un baño, especialmente cuando el viento vira al norte.

En comparación con días anteriores, sobre todo cuando no ha soplado el viento de levante, la presencia de personas en las playas de la capital gaditana ha sido menor. Aun así, no han sido pocos los valientes que se han atrevido a darse el primer chapuzón a pesar de que el agua estaba fría. Esta mañana, se ha podido ver a muchas familias con niños y ciudadanos paseando por la orilla, aunque sin haber masificación. De hecho, por el tiempo, se nota en los usuarios que, de momento, apetece más pasear que tomar el sol, aunque se puede estar en la arena sin sufrir molestias con la arena a causa del viento.

A pesar de que este viernes ya se ha permitido el baño, las playas aún no se encuentran totalmente acondicionadas, ya que la apertura de los servicios se producirá el próximo lunes 1 de junio. Por ejemplo, esta mañana había operarios de la empresa municipal Cádiz 2000 colocando las boyas del canal náutico que se encuentra frente a los módulos central y 3 de la playa Victoria. En la propia arena también se nota que todavía queda trabajo de mantenimiento por hacer por la gran cantidad de piedras que hay en la orilla de la playa Victoria. 

Juan Antonio Reina, un usuario de la playa Victoria, se ha dado esta mañana su primer baño en la playa de la temporada con la familia. De su experiencia, ha comentado que "el agua aún está muy fría". En cuanto a cómo va a ser el verano, ha considerado que "en los días fuertes de playa no creo que haya problemas en La Victoria por el aforo porque es ancha, pero sí puede que los haya en Santa María del Mar y en La Caleta". Por su parte, un argentino reconocía que el de este viernes no era el primer baño que se daba en las playas este año a pesar de la prohibición.

Con todo, se espera que con el avance del día y la llegada de las horas más calurosas, aumente la presencia de personas en las playas de la capital gaditana para adentrarse en el mar por primera vez en la presente primavera. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios