Campaña de Navidad

“Dependemos de los gaditanos, que no nos están fallando”

  • Comerciantes de Extramuros esperan mejorar sus ventas después del próximo puente

Trasiego de personas ayer en los soportales de la zona comercial de San José. Trasiego de personas ayer en los soportales de la zona comercial de San José.

Trasiego de personas ayer en los soportales de la zona comercial de San José. / Julio González

El comercio de extramuros también existe y pasa por los mismos malos momentos que el del centro de la ciudad. El inicio de la epidemia llevó a un grupo de comerciantes de la avenida, principalmente de los soportales de la zona de San José, a convertirse en asociación para defender sus derechos. Desde entonces, han vivido los tiempos más difíciles que recuerdan, agravados ahora con el cierre obligatorio a las seis de la tarde. Alicia Reyes, presidenta de la Asociación de Comerciantes de Extramuros (ACEX), espera que el puente de la Constitución-Inmaculada y la posible ampliación de horarios desde el 10 de diciembre, dependiendo de las autoridades sanitarias, ayuden al sector a levantar cabeza.

El puente es una incógnita. Se supone que los gaditanos no pueden salir de la ciudad y los de fuera no pueden venir. Así que no queda otra: los vecinos de la zona y nosotros, esa es nuestra esperanza”, explica Reyes. Añade que “dependemos del gaditano, que no nos está fallando. Esperemos que se vuelquen con el comercio local, pero también hay que decir que es complicado para los clientes salir de compras con estos horarios”. Además, “el comercio va en muchos casos de la mano de la hostelería, y ya sabemos que la mayoría de los gaditanos salen de compras y se toman un café. Pero ahora es difícil por el cierre a las seis. No hay café desde las seis, justo a la hora que nosotros empezábamos normalmente a recibir clientes”.

Alicia Reyes recuerda que “aquí la gente suele salir a comprar a las siete. Se está notando, las tardes están perdidas. Hasta el 10 de diciembre se tendrá que acostumbrar la gente a este horario”. Los negocios de la zona han abierto la mayoría de cuatro a seis. “Son pequeños comercios que no tienen empleados, solo el autónomo, y es complicado trabajar de corrido desde por la mañana”, apunta.

Lo cierto es que, según la presidenta de ACEX, “todo está raro. Hay días que no te esperas gente y vienen, y al revés. También el cliente está desconcertado, eso es verdad”. La campaña Black Friday no ha sido para tirar cohetes, aunque mejor en los soportales de San José, con tiendas resguardadas de la lluvia que cayó. “El sábado fue un día bueno de ventas”, apostilla. Cuenta que “tampoco ayuda el hecho de que la gente no puede salir de fiesta o a cenar. Por eso en el sector textil están triunfando los pijamas, batas y zapatillas de estar por casa. No hay muchas ganas de arreglarse”.

Los comerciantes de la avenida esperan que se ambienten las calles con las actividades culturales de la Navidad y las carrozas estáticas del 5 de enero. Todo suma. “Ya nosotros desde el puente debemos darle alegría a las tiendas, algo decorativo”, señala. Y Alicia Reyes destaca la “muy buena relación” que mantiene el colectivo con el Ayuntamiento, “y especialmente con la edil de Comercio, Monte Mures”. Cuando pasen las fiestas realizarán una campaña de captación de socios para todo extramuros, y así hacer más fuerte a la asociación.

“Yo soy positiva, tenemos que aguantar, pero es cierto que en Puerta Tierra han cerrado muchas tiendas y otras están al límite esperando la campaña de Navidad para respirar”, concluye.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios