Crónica de San Juan de Dios

Participación al modo de Podemos

  • El equipo de Gobierno resucita viejos anhelos como el control de los barrios y el bono eléctrico local

Ciudadanos reivindican el bono social local.

Ciudadanos reivindican el bono social local. / Julio González

El trabajo a pie de calle

Hay temas que el equipo de Gobierno tiene metido entre ceja y ceja desde que llegara al sillón de San Juan de Dios a mediados de 2015. Cada cierto tiempo vuelven a salir a la luz reivindicando estos asuntos ante la impotencia de ostentar el bastón de mando pero no tener el poder suficiente para sacarlos adelante porque gobiernan en minoría.

El Reglamento de Participación Ciudadana y el Bono Eléctrico local han vuelto a resucitar estos días. En muchos de estos temas hay una táctica recurrente y es la de establecer unos procesos participativos donde se incluyen a una serie de colectivos, algunos con una larga trayectoria y legitimados por sus acciones pasadas y presentes y futuras y otros de nuevo cuño que parecen casi creados para la ocasión ex profeso o, incluso, surgidos en la órbita podemita.

Podemos se mueve en el ámbito de la política pero también ha desarrollado a todos los niveles una serie de asociaciones, institutos y empresas de todo tipo que les tratan de hacer el trabajo a pie de calle.

Los vecinos

Vayamos primero al tema de la participación ciudadana. Hasta ahora las asociaciones de vecinos eran las que ostentaban la representatividad de los barrios desde hace décadas. Aunque estas entidades tienen también que adaptarse a los nuevos tiempos porque la mayoría de los vecinos ni siquiera están asociadas a ellas y han estado muy politizadas en algunos casos, desde Podemos las han tratado de superar intentando crear unos consejos de barrio en las que se integraran otros colectivos para al final tratar también de controlar un terreno que no le es afín.

Este equipo de Gobierno tuvo el mérito de soliviantar al mundo vecinal cuando se sintieron ninguneados. Las asociaciones de vecinos marcaron claramente su territorio y hasta el alcalde tuvo que intervenir reuniéndose con todos ellos.

La minoría con la que gobierna Podemos hizo que finalmente tuvieran que tragar con un Reglamento de Participación Ciudadana que dejaban las cosas parecidas a como estaban. La oposición se puso del lado de las asociaciones de vecinos. A Podemos no les valió ni siquiera que una serie de colectivos y particulares hicieran un reglamento alternativo hecho a la medida de lo que quería el gobierno local.

Ahora con la excusa del cambio normativo andaluz, el equipo de Gobierno ha organizado un nuevo foro que está coordinando la Cooperativa Enreda, que siempre ha estado muy apegada a la formación morada y a sus círculos. Esta entidad fue la que ganó el concurso del desarrollo de la web Decide.Cádiz por la cual la ciudadanía iba a poder opinar sobre todo lo habido y lo haber. La participación en su estado puro. De momento, se le sigue esperando.

En este foro los vecinos han vuelto a sentirse atacados y han decidido abandonarlo porque consideran que ya hay un reglamento aprobado recientemente y que lo único que hay que hacer es adaptarlo a la normativa andaluza, pero no darle la vuelta como un calcetín. La concejala alude a que todo es un malentendido.

Hasta ahora se han producido algunos procesos participativos que han sido buenos, como el del carril bici, otros más complicados, como el de las terrazas, pero en el de la participación ciudadana la situación está enquistada.

No obstante, hay temas que habían sido bandera en la campaña electoral como los presupuestos participativos para los que no se ha movido ni un dedo. Pasarán los cuatro años y seguirá en el debe de las intenciones nunca hechas realidad.

La ‘campaña’

El bono eléctrico local es otra de las reivindicaciones que han desempolvado esta semana. El otro día se escenificó el apoyo a esta iniciativa surgida de la Mesa contra la Pobreza Energética con la presencia de numerosos colectivos en una rueda de prensa. Aquí hay un culpable señalado por Podemos como es el concejal del Partido Popular, José Blas Fernández, y, a su juicio, algunos cómplices necesarios, como lo que llamó una asesora política de Podemos en Diputación, que no del Ayuntamiento, “campaña de los medios de comunicación convencionales”. La teoría del pensamiento único y de que no puedan expresarse los que no cierran filas en torno a este bono social, como personas expertas en el tema y que precisamente salieron del 15-M.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios