Cádiz

Creando una nueva generación

  • Desde septiembre la Academia Docentro da clases de Programación, Impresión 3D y Robótica en 13 centros de Primaria y Secundaria de la Bahía

Comentarios 1

En 2014 Accenture, Altran, HP, Indra, Microsoft y Fundación Telefónica presentaron una iniciativa dirigida a fomentar el interés de los niños y jóvenes españoles por los estudios STEM (Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas) e impulsar su formación en este ámbito, ya que la Comisión Europea estimaba que sólo a lo largo del año que termina se necesitarían 700.000 expertos en toda Europa.

Preocupados ante este panorama, en el que se generan nuevas oportunidades de empleo pero faltan profesionales, Jorge García, José Antonio García, David García y José Luis Estévez decidieron dar un paso adelante y crear la Academia Docentro, un espacio en el que formar a una nueva generación de talentos.

"Comenzamos hace muy poco, en el mes de septiembre, dando talleres gratuitos sobre 3D, Robótica y Programación en centros de Primaria y Secundaria. Nos dimos cuenta de que los niños no habían dado nunca nada parecido y los profesores no conocían el tema", afirma Jorge García, uno de los directores de área de la empresa.

Ante esos talleres gratuitos tuvieron una respuesta muy positiva. "Tanto los padres como los profesores nos animaron a seguir adelante y pensamos que en vez de crear una academia privada lo mejor sería seguir en esos colegios en los que habíamos estado", continúa Jorge.

Dicho y hecho. Academia Docentro ya da clases en 13 centros educativos de Cádiz, San Fernando, Chiclana, El Puerto de Santa María y Jerez. En la capital están en Argantonio, Carmelitas, Esclavas, Safa Villoslada y Nuestra Señora de Lourdes, y ya se encuentran en negociaciones con La Salle y Columela para hacer algo juntos.

"Estamos tanto en centros públicos como privados como actividad extraescolar, algo que nos ha costado mucho porque hemos llegado los últimos", señala José Luis Estévez.

En la actualidad, un equipo multidisciplinar, formado por 12 profesores de disciplinas tan distintas como la psicopedagodía o la ingeniería y los cuatros directores de área, atiende a 550 alumnos, una cifra espectacular que se ha alcanzado en apenas tres meses. "Nuestra estimación era conseguir 200, así que estamos muy contentos", confiesa José Luis.

Además de los datos estadísticos, los fundadores de Academia Docentro se muestran muy satisfechos con los resultados conseguidos hasta ahora en clase. "Nos apoyamos en la metodología STEM , reconocida y desarrollada por la Universidad de Harvard y la MIT de Massachusetts, un método muy potente pero que hay que ofrecerlo de manera divertida para que el niño se interese", explica José Antonio García. "En dos meses -prosigue- los alumnos sos capaces de crear objetos en 3D e imprimirlos, programar con la base de un videojuego y montar robots. Nos ha sorprendido el caso de una alumna de 13 años del colegio Compañía de María de San Fernando, Celia, que ha inventado un llavero en braille para personas ciegas. Es increíble".

El objetivo es precisamente ese: que dejemos de ser usuarios de tecnología para ser creadores. "La filosofía Techmakers que seguimos va dirigida a ese fin, porque todos sabemos usar un móvil o una tablet, pero necesitamos dejar de ser un país consumidor para ser un país creador. España está atrasada en ese campo", comenta José Antonio.

Dada su experiencia, son conscientes de que el camino es largo y complicado. "La pena es que en Andalucía faltan años para que se implante esta filosofía. En Madrid ya tienen la nueva asignatura de Tecnología, Programación y Robótica en primero y tercero de la ESO, por eso nosotros queremos dar aquí ese empujoncito", sostiene Jorge.

Desde luego apoyo no les falta, si tenemos en cuenta que han tenido que dejar a alumnos interesados fuera por falta de espacio y de horas donde encajar las clases. "Estamos retroalimentándonos constantemente, la respuesta de los padres ha sido brutal porque son conscientes de que que les estamos abriendo un camino a sus hijos. Hay muchos niños que pueden dar grandes sorpresas en estos campos", cuenta José Antonio.

Y es que los alumnos además de aprender se divierten. "Creemos que hay otra forma de enseñar más allá de la tradicional. Nos gusta que trabajen en equipo para que conozcan cómo se trabaja en una empresa tecnológica real. En nuestras clases el alumnos se muestra más activo e implicado: queremos que ellos sean los protagonistas, que sean autosuficientes y que controlen todas las áreas", manifiesta José Luis.

Para David García lo fundamental es convencerse de que "las nuevas tecnologías no van a destruir empleo, si no que van a generarlo de mayor cualificación y calidad".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios