Cádiz

Crean una asociación para trabajar por la reapertura de La Pastora

  • Se busca que la iglesia recupere el culto, como "una de las mejores representaciones del Barroco en Andalucía", según Adip

Se acaban de cumplir catorce meses desde que la iglesia de La Pastora cerrara sus puertas al culto por problemas de seguridad. Un período que empieza a ser preocupante y que puede dar lugar a que de alguna forma la ciudad se acostumbre a no contar con ese espacio religioso -en el caso de los católicos- o ese bien patrimonial -el resto de la sociedad-. Ante este panorama, y para procurar que la demora sea lo más breve posible, acaba de nacer una asociación cuyo fin es conseguir la reapertura de esta iglesia.

La iniciativa ha surgido de las asociaciones Cádiz Ilustrada y Adip, dentro de su labor habitual de preocupación y defensa del patrimonio gaditano. Ambos colectivos han podido conocer de cerca la problemática de La Pastora, y ante la situación en que se encuentra han decidido crear una entidad que se dedique solo al futuro de este templo. A esta nueva asociación se han incorporado también feligreses del templo de Sagasta, devotos de la imagen de la Divina Pastora que actualmente está al culto en San Lorenzo pero que quieren el regreso a su sede y otros ciudadanos preocupados por el patrimonio. "Creíamos que La Pastora necesitaba una asociación que se preocupara por su estado y por su futuro. Nosotros no podemos centrar nuestro trabajo en esta iglesia, y queremos que la asociación perdure en el tiempo. Por eso se ha fundado Amigos de La Pastora", explica el portavoz de Adip, Moisés Camacho.

La asociación Amigos por la Pastora funcionará de forma similar a como lo viene haciendo la creada para conseguir la rehabilitación del monasterio de Santa María. De hecho, la primera iniciativa que ya anuncian los diferentes colectivos implicados son dos noches blancas para recaudar fondos para este objetivo.

Según las primeras valoraciones que han realizado, La Pastora necesita una inversión de alrededor de 5.000 euros para poder reabrir sus puertas. Con esa partida se podría hacer frente a la sustitución del abastecimiento eléctrico del templo, en precario estado actualmente, y a unos informes técnicos sobre un pequeño hundimiento que hay en una zona del suelo. "Luego habría que seguir trabajando para restaurar altares y actuaciones de ese tipo", explica Camacho, que aclara que la reapertura de La Pastora "no solo es una cuestión religiosa, también es de Patrimonio, porque hay que entender que se trata de una obra de arte, de las mejores representaciones del Barroco que hay en Andalucía, y además la primera iglesia dedicada a esa advocación en todo el mundo".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios