Cádiz

El final del Covid devuelve las obras a varias plantas del Puerta del Mar

  • El SAS aprovechará la menor ocupación del hospital de Cádiz que llegará de la mano del verano para acometer diversas mejoras que la crisis del coronavirus dejó aparcadas

Imagen de archivo de unas obras acometidas en la zona de Urgencias del Puerta del Mar.

Imagen de archivo de unas obras acometidas en la zona de Urgencias del Puerta del Mar. / D.C. (Cádiz)

Hasta ese 13 de marzo de 2020 que ha quedado grabado en la memoria del mundo entero, hablar de obras en el Puerta del Mar era hablar de molestias, ruidos, gastos... Ahora, cuando el coronavirus está ya dejando muchos hospitales vacíos de casos, los sanitarios empiezan a poder organizarse sus vacaciones y a organizar sus viajes familiares casi sin miedo a que una nueva ola haga sonar una alarma que congele, de nuevo, el sistema.

Pero este año todo parece nuevo. No se puede negar que una obra es siempre motivo de discordia, pero este 2022 se puede tomar como sinónimo de normalidad.

Imagen de archivo de un rincón del Puerta del Mar durante unas obras Imagen de archivo de un rincón del Puerta del Mar durante unas obras

Imagen de archivo de un rincón del Puerta del Mar durante unas obras / Jesús Marín (Cádiz)

Muchas rehabilitaciones, cambios y reformas quedaron aparcadas durante 2020 y 2021, pero este año, la Gerencia del Hospital Puerta del Mar se ha lanzado ya a pasarle a los sindicatos algo así como un proyecto en el que todo sigue en el aire. Nada se cierra. Todos son planes en potencia. Cualquier plan queda a expensas de dos factores: el devenir del Covid e inevitablemente la situación económica.

De un factor y de otro dependerá que este verano vuelvan al Puerta del Mar los martillazos, las plantas cerradas por obras, los enfermos ectópicos (ubicados en un lugar que no les corresponde acorde con sus dolencias), las camas cerradas. Uffff, perdón, las camas fueras de servicio.

La semántica sigue siendo un factor importante y sigue sin admitirse desde la Administración el término “cierre” de camas. Prefieren hablar de "fuera de servicio" o de menor ocupación y de que esta menor ocupación posibilita las obras y no al revés:que las obras llevan a cerrar plantas y camas.

El caso es que la Junta de Andalucía intentará que la normalidad vuelva al Puerta del Mar cuando antes y las obras de verano seguirán siendo un síntoma de ello.

Área de paliativos

Según fuentes sindicales, la obra que inicialmente ha provocado algo más de tensión ha sido la que se va a llevar a cabo en la planta de paliativos. Para eso se contempla el cierre temporal de este área ubicada en el octavo piso del centro sanitario.

El proyecto, según fuentes sindicales, contempla la construcción de cuartos de baño adaptados, donde quepa perfectamente una silla de ruedas, a lo que se sumará una redecoración para hacer de esta zona un espacio más confortable. Igualmente se van a cambiar los cabeceros de las camas de estas habitaciones que ya son, de por sí, individuales.

Cuando se vaya a iniciar la obra, que empezaría cuando el personal empiece a cogerse las vacaciones, la intención de la Gerencia es, según ya transmitido al jefe de servicio, es que los enfermos sean trasladados en bloque hasta otra zona del edificio.

Las obras empezarán cuando el personal comience a coger las vacaciones de verano

El plan de obras incluye también la reubicación de Nefrología, también en la octava. Cabe recordar que los enfermos de Covid invadieron el espacio de Nefrología y, ahora, “al ir normalizándose la situación”, según las mismas fuentes, la Gerencia quiere su vuelta a la octava.

El proyecto sigue aún abierto y aún deja en el aire la posibilidad de que Nefrología ocupe el espacio de paliativos y que, para estos últimos, se busque otro espacio en el hospital, “siempre buscando ir a mejor. Sería una barbaridad pensar en que el hospital hiciera desaparecer el área de paliativos. Es casi como decir que va a desaparecer de este hospital la Cirugía Cardíaca”, indicaron a este periódico fuentes de la Gerencia del Puerta del Mar.

Las obras incluyen la mejora de muchos techos del hospital que necesitan una mejora tras el paso del tiempo. Además, en la zona de Nefro y diálisis se buscará espacio para una sala de curas y una de consultas.

Este plan que aún permanece en el aire, pendiente del Covid y, ahora, de la viruela del mono suma unos arreglos en una parte del bloque quirúrgico que quedaría por arreglar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios