política municipal Equipo de Gobierno

Cosecha del 95

  • José Blas Fernández, Mercedes Colombo y Juan Antonio Guerrero son los únicos tres concejales que quedan en el equipo de Gobierno del primer triunfo de Teófila

Son los incombustibles, los concejales con la denominación de origen del triunfo del año 1995, momento en el que Teófila Martínez llegó a la Alcaldía de Cádiz. Una joven Mercedes Colombo que entonces contaba con 29 años estaba incluida en la lista junto al más veterano pero novato en la política Juan Antonio Guerrero y el único que sigue y que vivió la ingratitud de la oposición, José Blas Fernández.

Hoy en día forman parte del núcleo de máxima confianza de la líder, cada uno de ellos con sus peculiaridades.

José Blas Fernández es el alcalde accidental cuando no está Teófila Martínez pero reconoce que esa figura lleva mucha responsabilidad, tanta que "a veces estoy deseando que vuelva". Frente al camaleónico Juan Antonio Guerrero, que ha estado en 13 delegaciones municipales, Fernández ha estado siempre en Economía, Hacienda, Patrimonio y, en algunas ocasiones, con Personal. Pepe Blas, como le conocen sus compañeros, tiene para escribir un libro de anécdotas, tantas como bodas ha realizado en el Ayuntamiento, unas 700. Ha recibido innumerables escritos de ciudadanos que no pueden pagar sus impuestos porque son "disolventes" y es el hombre que indultó en su día al perro Canelo.

Se lleva tan sólo 15 días de diferencia con su jefa con la que reconoce que ha tenido diferencias pero "nunca nos hemos exaltado mucho ni ha habido desaires. Tiene un corazón de oro".

José Blas ha amagado con marcharse en varias ocasiones una vez que acabara un mandato, pero después nunca lo ha cumplido. Eso sí, dice que su trayectoria política va unida a la de Teófila Martínez aunque no se ve jubilado por su carácter inquieto "porque eso me perjudicaría, aunque sé que llegará el momento de hacerlo algún día".

El cargo de concejal en el equipo de Gobierno es inherente a la asistencia actos de todo tipo. Los tres ediles reconocen que han pasado malos momentos en algunos de ellos. Fernández afirma que "me he tragado cenas de coco y huevo". Cuenta que en una que comenzó a las ocho de la tarde, "empezó a haber innumerables discursos y a las tres de la mañana estaban recitando poesía".

Mercedes Colombo recuerda la vergüenza que pasó en una conferencia que comenzó a las cuatro de la tarde en el Palacio de Congresos. El hombre "que era un poco denso" como recuerda con humor la teniente de alcaldesa, provocó que morfeo apareciera en el peor momento y mantuvo una lucha contra el sueño desde la mesa presidencial a la vista de todo el mundo.

Fernández cree que la gente "me ve como una persona seria y quizás es porque el empaque de la foto". El teniente de alcaldesa asegura que eso le ha venido muy bien para su profesión como graduado social "pero para la política da la impresión de ser una persona distante, aunque después cuando me conocen la gente cambia de opinión".

Juan Antonio Guerrero es una de las caras amables del equipo de Gobierno y también uno de los multiusos, porque ha llegado a ocupar 13 delegaciones. Es el veterano del grupo y eso le ha permitido presidir en los dos últimos mandatos la sesión constitutiva del Ayuntamiento de Cádiz, algo que cuenta con gran satisfacción por haber proclamado a Teófila Martínez como alcaldesa de Cádiz y entregarle el bastón de mando de la ciudad. Da por hecho que éste va a ser el último mandato "porque ya estoy en edad de jubilación". De hecho, está en esta de propina después de que se lo pidiera la alcaldesa personalmente.

Guerrero, que llegó a la lista del Partido Popular como independiente y sin ninguna experiencia política, lleva a gala ser el único concejal de la Corporación Municipal que ha ido a todos los plenos con chaqueta y corbata: "Es como concibo que debo representar a los gaditanos en el Consistorio". Sin embargo, no ha sido esta prenda la que más se le ha asociado, sino la pelliza. En unos carnavales iba disfrazado de romano y con el frío que estaba pasando se puso una pelliza debajo, algo que fue visto por un periodista de este medio. Aquella anécdota, unido a su posición como edil de Fiestas, dio lugar a muchos chascarrillos.

Recuerda "los dolores de cabeza" que le dio José Antonio Valdivia cuando éste era presidente de la Asociación de Autores del Carnaval, "aunque él defendía su postura con respeto". Sin embargo, una de las cosas que más le ha llenado en estos 16 años de edil es cuando puso en marcha la Concejalía del Mayor.

Una experiencia parecida la tuvo Mercedes Colombo con la de la Mujer y con la creación del Centro Integral en el Palillero. Lo que empezó de la nada hoy es uno de los referentes de la política de gobierno del Partido Popular en la capital gaditana.

Colombo ha pasado de hija a hermana mayor dentro del equipo que lidera Teófila Martínez. Asegura que en sus inicios recibió mucha ayuda y pasó muy buenos momentos con los más veteranos, como Enrique García Agulló, Francisco Carnota, Guillermo Boto y Francisco Súnico: "Con ellos me he reído mucho".

Ahora ella ocupa un poco el papel de consejera de los más jóvenes y dice sin rodeos que le guarda un cariño especial a Carmen Sánchez, concejala de Juventud y Asuntos Sociales.

Colombo es una de las concejalas con una mejor oratoria en los plenos y también de las más combativas. No obstante, esa habilidad la ha ido aprendiendo con el paso del tiempo porque no puede evitar reírse cuando fue enviada poco después de entrar en el Ayuntamiento a un curso de telegenía en Madrid junto a Francisco Carnota, Carmen Romeu y Adela Fernández: "Lo hacíamos francamente mal".

Está considerada como una de las personas de confianza de Teófila Martínez y está dentro del grupo con posibilidades de afrontar la sucesión de la líder. Hoy su actividad frenética se ha visto ampliada con la vicepresidencia en el Gobierno de Diputación que se afronta "trabajando mucho más aún". Eso sí, su futuro político no está ligado en ningún caso al de Teófila Martínez "a la que me une una relación especial", pero ella tiene claro que se debe al Partido Popular.

A la actual teniente de alcaldesa lo que más le gusta de su trabajo es "estar con la gente". Eso es algo que le encanta tanto que en su puesto laboral en Unicaja pidió en su día estar en una ventanilla para tener contacto directo con el público.

Juan Antonio Guerrero también es un buen relaciones públicas al que conoce mucha gente: "A veces soy una especie de enlace entre la gente y el equipo de Gobierno, ya que me llama mucha gente". De hecho afirma tener a 716 contactos en su agenda telefónica, mientras que a Fernández se le acumula todos los días mucha gente que quiere verlo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios