Cádiz

El Consulado de Argentina ha recibido dos denuncias de víctimas del franquismo

  • Esta posibilidad se abrió en septiembre a petición de la juez de Buenos Aires que investiga los crímenes del régimen

Desde que el pasado mes de septiembre Argentina habilitara sus consulados en todo el mundo para que puedan recibir denuncias de víctimas del franquismo, el de Cádiz ha tramitado dos denuncias de ciudadanos pertenecientes a la jurisdicción de este consulado -Andalucía, Ceuta y Melilla-, según afirma el cónsul de Argentina en Cádiz, Agustín A. Núñez.

Los únicos datos que hemos podido obtener es que se trata de dos personas mayores. Una de ellas relató hechos que sucedieron en Andalucía y la otra se refirió a casos que tuvieron lugar fuera de esta región.

Agustín Núñez detalla el proceso que los ciudadanos deben seguir para poder interponer estas denuncias. Explica que, primero, el interesado debe ponerse en contacto con el Consulado y manifestar su voluntad de hacer la denuncia, después se determina una fecha para que esa persona se presente para tomarle declaración. Esa declaración se transcribe en folios numerados que deben ser firmados por el interesado, y el cónsul certifica la declaración como si fuera un notario. Los documentos se envían a Buenos Aires para que se trasladen al juzgado donde se dictaminó esta posibilidad.

Núñez apunta que "desde que se ofreció esta posibilidad para los súbditos españoles", han recibido muchas llamadas para pedir información, pero sólo han denunciado dos personas.

La juez de Buenos Aires que investiga los crímenes del régimen franquista, María Servini de Cubría, es quien solicitó el pasado mes de marzo al Ministerio de relaciones Exteriores que se abriesen las puertas de sus sedes en el extranjero para que sus diplomáticos recojan testimonios de víctimas y estas no tuvieran que viajar a Buenos Aires para presentarlos. Seis meses después, llegó a los consulados la orden de tramitar las denuncias de represaliados españoles del franquismo.

Como informaba el diario El País cuando llegó la orden, este paso culmina un proceso abierto en Argentina en 2010. Ese año, ante la falta de progreso de las causas contra el franquismo en España, algunos familiares de víctimas presentaron denuncias en Argentina para que se investigaran allí los "crímenes del terrorismo de Estado", considerados imprescriptibles, bajo el criterio de justicia universal. Se da el caso de que en ese país residen muchos parientes de represaliados. Además, en Argentina se abolieron en 2006, con el Gobierno de Néstor Kirchner, las amnistías que protegían a los criminales de la última dictadura militar de los años 1976 a 1983 (y desde entonces han sido condenados más de 300 culpables); y todo esto fue posible por la presión que en los años 90 supuso que el entonces juez Baltasar Garzón comenzara a investigar en España los delitos de los regímenes argentino y chileno bajo el criterio de justicia universal.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios