Contenido Patrocinado

Consejos para reforzar las defensas de tu cuerpo

Consejos para reforzar las defensas de tu cuerpo Consejos para reforzar las defensas de tu cuerpo

Consejos para reforzar las defensas de tu cuerpo

Los cambios de tiempo propios de la primavera son un campo abonado para los resfriados. Otro problema añadido que pone en riesgo nuestra salud son las alergias. Este año la presencia de polen en suspensión está alcanzando niveles muy altos, lo que provoca reacciones alérgicas en una parte importante de la población.

Ante estas situaciones, conviene estar preparados y la mejor forma de hacerlo es reforzar nuestro sistema inmunitario. Unas buenas defensas son la mejor garantía contra las infecciones pero, ¿cómo podemos incrementar esas barreras naturales ? Todo es cuestión de poner de nuestra parte. Si adoptamos unos métodos preventivos correctos, podremos líbrarnos de los estornudos, la picazón, las infecciones y los ataques de asma.

Productos vitamínicos y probióticos

Las primeras aliadas de nuestras defensas son las vitaminas. En parafarmacias como https://www.dosfarma.com/ podemos encontrar una amplia gama de productos vitamínicos con propiedades reforzantes, que ayudarán a construir un muro entre nuestro organismo y la infección.

Buena parte de ellos están compuestos de vitamina C, la más indicada para combatir procesos catarrales. Otro producto aconsejable son los probióticos que, además de restablecer la flora intestinal, ayudan a fortalecer su inmunidad. Al margen de la vitamina C, también refuerzan nuestro organismo las vitaminas B y D y minerales como el hierro, el selenio y el zinc.

Alimentación

Otra forma eficaz de luchar contra las infecciones es mejorar la alimentación. La vitamina C está presente en cítricos como la naranja, el limón, el pomelo, el kiwi y los frutos silvestres. Otras fuentes de vitamina C son las coles y los vegetales de hoja verde.

Los carotenos, muy presentes en las zanahorias, las calabazas y los pimientos, también ejercen una destacada función inmunológica. Son los pigmentos que aportan color a las verduras y tienen un marcado poder antioxidante. Otros alimentos beneficiosos por su labor en la defensa del organismo son el ajo crudo y la miel. Ambos poseen un alto poder antibacteriano y son muy fáciles de incorporar a la dieta diaria.

La vitamina D la encontramos básicamente en el pescado, la leche y los huevos; la B se encuentra en los frutos secos y el zinc lo podemos obtener de los cereales integrales, la soja y las pipas de calabaza. En cuanto al hierro, está en las legumbres, los berberechos y algunos pescados, por ejemplo el salmón.

Infusiones

Las hierbas medicinales son otro recurso muy útil para bloquear virus y bacterias y estimular la fabricación de glóbulos blancos. Existen numerosas plantas que ayudan en esta labor; algunas de las más significativas son la equinácea, el ginseng, el jengibre, el té verde y el rooibos.

Si a cualquiera de estas plantas les añadimos miel y limón, estaremos multiplicando su poder frente a las infecciones. Son remedios sencillos y apetitosos, que sientan bien al organismo en cualquier apoca del año.

Ejercicio físico

¿El deporte refuerza el sistema inmunológico? El ejercicio es positivo para todo y, para nuestras defensas, también. Pero es importante practicarlo con moderación. Los deportes demasiado exigentes someten al cuerpo a un fuerte estrés, lo que puede originar una caída del sistema inmunitario. El ejercicio moderado, en cambio, hace que los anticuerpos y leucocitos circulen más rápidamente por el organismo y sean capaces de combatir las enfermedades con mayor celeridad.