Cádiz

El Consejo convoca un pleno extraordinario para ratificar la magna mariana

  • En la convocatoria, para el día 30, se tratará el reglamento por si llueve en Semana Santa

Imagen de la última magna mariana, celebrada en 2005, por Canalejas. Imagen de la última magna mariana, celebrada en 2005, por Canalejas.

Imagen de la última magna mariana, celebrada en 2005, por Canalejas. / JOAQUÍN PINO

La recientemente anunciada procesión magna mariana para el próximo año, que cuenta incluso con autorización del obispo, será ratificada por las hermandades de la ciudad en un pleno extraordinario de hermanos mayores que el Consejo convocará para el próximo día 30. Así lo ha decidido la permanente que preside Martín José García, que con esta convocatoria de carácter extraordinaria quiere sentar las bases para empezar a trabajar en la organización de este evento, que gira en torno al 150 aniversario del Patronazgo de la Virgen del Rosario sobre la ciudad, sin dejar de lado que también en 2017 se cumplen 750 años del establecimiento de la sede episcopal en Cádiz.

Una vez anunciado por parte del presidente que el próximo año se celebrará esta procesión mariana, queda ahora por delante un complicado trabajo que pasa por dotar de contenido a esa magna -¿qué imágenes serán las invitadas a participar en ella?- así como para empezar a definir la mejor fecha para su celebración y todo lo relacionado con el desarrollo de un evento de estas características. Para todo ello, la intención inicial es crear una comisión que empiece a trabajar en todos estos asuntos, y que puede quedar conformada ese día 30.

La convocatoria extraordinaria tendrá además otro asunto que se presenta a su aprobación: el reglamento propuesto por el Consejo para establecer un protocolo de actuación en aquellos supuestos de la Semana Santa en que la lluvia hace acto de aparición o amenaza con ello.

Después de los incidentes acaecidos la pasada Semana Santa (cuando la lluvia afectó al normal desarrollo del Domingo de Ramos y de Lunes y Martes Santo) y una vez que se celebraron las reuniones de balance entre las cofradías de cada jornada, la permanente elevó al pleno hace unos meses una propuesta de reglamento que establecía, entre otras consideraciones, que el denominado jefe de día era el que coordinaba las situaciones que pudieran darse cuando una cofradía optara por no culminar con normalidad su paso por la carrera oficial o que la música no podía sonar cuando una hermandad decidía volver a su templo sin pasar por carrera oficial.

Después de un tiempo otorgado a las cofradías en el que se han planteado siete sugerencias que han sido adaptadas al primer borrador elaborado por la permanente, el día 30 se someterá a votación el documento definitivo para que sea aprobado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios