Cádiz

El Consejo quiere acabar con los altares 'ilegales' en Corpus

  • La intención es que los permisos para instalar exornos en el recorrido y para la salida de pasos los canalice este organismo

El Corpus ha quedado estancado. Año tras año se plantean las mismas mejoras y se critican los mismos errores o deficiencias. Pero lo cierto es que la festividad del pasado domingo no avanza en los últimos tiempos. Tan sólo hay un fenómeno que se viene experimentando y que ha sido muy comentado el pasado fin de semana: la irrupción de altares y de procesiones ilegales -protagonizados por asociaciones y entidades desvinculadas de la Iglesia y de las hermandades- en el itinerario de la procesión.

Ante esta nueva realidad que está formando parte de la festividad del Corpus, el Consejo de Hermandades quiere plantear un freno. El presidente del organismo cofradiero, Martín José García, va a solicitar al Ayuntamiento que las autorizaciones de traslados de pasos y de instalación de altares en el recorrido de la procesión eucarística sean canalizadas a través del Consejo. O al menos, que el Ayuntamiento realice una consulta a la entidad antes de dar el permiso por parte -único requisito que necesitan estas entidades civiles para participar en la celebración-.

Martín José García valoraba ayer de forma muy negativa la presencia de altares los consiguientes traslados antes y después del Corpus, algunos de ellos con acompañamiento musical incluido, que no están vinculados a hermandades ni entidades religiosas. "Se puede convertir en una sátira, en algo meramente teatral, más que en algo religioso. En estas entidades no hay dirección espiritual de por medio. Y puede convertirse en algo similar a las cruces de mayo, en una fiesta pagana", afirmaba García.

De hecho, el presidente quiere mantener próximamente una reunión con el Cabildo Catedral para tratar este asunto (entre otros relacionados no sólo con el Corpus sino también con la Semana Santa). "Hay que buscar fórmulas para mejorar la festividad", señalaba Martín José García, que valoró positivamente algunos aspectos de la procesión del domingo (como la afluencia de público, que consideró mayor que en 2009; el respeto, la bendición final desde el altar mayor, o la reacción del público cuando la Custodia entró en la Catedral a los sones del himno de España, entre otros aspectos). Pese a ello, García reconoce que "aún queda mucho que andar" para mejorar la celebración eucarística en Cádiz capital.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios