Cádiz

Condenados 2 vendedores de cocaína reincidentes

  • Los procesados despachaban papelinas en Santa María

Luis Valencia Vergara y Bernardo Moreno Pérez, ambos de unos 48 años de edad, han aceptado en la Audiencia penas de seis y tres años de prisión por tráfico de drogas. Detenidos en abril de 2005 durante una operación antidroga que desmanteló un punto de venta de cocaína en el barrio de Santa María, los dos procesados suman varias condenas anteriores. Valencia fue condenado por tráfico de drogas en 1992 a nueve años de prisión; también por robo en 1998 y por lesiones en 2000. A Moreno lo condenaron en 1998 y en julio y noviembre de 1999 por tráfico de drogas.

Los datos aparecen reflejados en la sentencia de la Sección Tercera que relata los hechos que los han llevado de nuevo al banquillo junto con un tercer procesado, J.J., de 36 años de edad, sin antecedentes penales, que aceptó tres años de prisión.

Los tres procesados se dedicaban en 2005 a vender papelinas de cocaína en las inmediaciones de la calle Mirador. La Policía montó en marzo de ese año un servicio de vigilancia en la zona y confirmó que los acusados mantenían numerosos contactos con personas con las que intercambiaban dinero y aparentemente sustancias estupefacientes.

La Policía decidió entonces interceptar a los compradores para reunir pruebas de la actividad que había detectado. Así, el 14 de marzo, pasadas las dos de la tarde, los agentes vieron a Valencia entregar una bolsa a cambio de dinero. Tras parar al comprador a la altura de la calle Acacias, los policías le intervinieron 0,23 gramos de cocaína.

El 15 de marzo fue J.J. quien hizo varias ventas a partir de las diez y media de la mañana en la calle Mirador pero los agentes no lograron interceptar a los compradores, explica la sentencia. Ese mismo día, hacia la una de la tarde, los policías observaron cómo una persona que usaba un ciclomotor entregaba dinero a J.J. y recibía dos papelinas que sí fueron localizadas cuando el comprador fue luego interceptado en la calle Cal y Canto.

Hubo más transacciones. Los días 18 y 21 de marzo y el 4 de abril, señala la sentencia. Las hizo Moreno, quien repitió el día 5 con un comprador que fue detenido en Santo Domingo con dos papelinas de cocaína.

Por esas fechas, los procesados Moreno y J.J. tenían sus facultades intelectivas y volitivas afectadas debido a su adicción a sustancias estupefacientes, anota la resolución, que les aplica una atenuante de drogadicción. Para el primero el fiscal pedía en principio 7 años; para el otro, cuatro.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios