Alarma por el coronavirus El Colegio de Farmacéuticos de Cádiz advierte que no es necesario el uso de mascarillas

  • Tanto esta institución como la asociación de consumidores Facua hacen un llamamiento a la calma y alertan de que el desabastecimiento de esta medida de protección puede suponer un grave problema para los pacientes que realmente la necesitan

Un ciudadano con una mascarilla pasando por el Hospital Clinic de Barcelona. Un ciudadano con una mascarilla pasando por el Hospital Clinic de Barcelona.

Un ciudadano con una mascarilla pasando por el Hospital Clinic de Barcelona. / Efe

Al desabastecimiento de mascarillas en las farmacias gaditanas, se ha unido la alta demanda de soluciones hidroalcoholicas para limpiarse las manos, tras la llegada del coronavirus a nuestro país.

Ante esta situación, desde el Colegio Oficial de Farmacéuticos de Cádiz hacen una llamada a la calma y recuerdan que el contagio del coronavirus se produce a través de secreciones de las vías respiratorias y para ello, tiene que haber una cercanía de al menos dos metros. Por eso, destacan que no es necesario el uso de mascarilla en la calle y señalan como medida más efectiva para evitar el contagio no solo de este virus, sino de otras muchas patologías, una buena higiene de manos; además de taparse la boca con el codo o con pañuelos desechables al toser o estornudar.

Los farmacéuticos reconocen que se están confirmando cada vez más casos de coronavirus en España, "pero se están aislando todos los casos sospechosos y los protocolos funcionan", e inciden en que la tasa de fallecidos por la gripe es mayor que por el coronavirus, sin embargo, "es algo que tenemos normalizado y que no provoca ninguna alarma", así que insisten en lanzar mensajes de calma.

Asimismo, desde el Colegio Oficial de Farmacéuticos de Cádiz llaman la atención sobre el hecho de que el acopio indiscriminado de mascarillas puede suponer un grave problema para las personas que realmente las necesitan en su vida diaria, como pacientes inmunodeprimidos, pacientes oncológicos y los que tienen patologías de carácter respiratorio, como los asmáticos.

La asociación de consumidores Facua también ha hecho un llamamiento a la calma y advierte que llevar mascarilla por la calle es innecesario. La entidad recuerda que tanto la Organización Mundial de la Salud (OMS) como otros organismos sanitarios internacionales desaconsejan el uso de este tipo de protección por la calle a aquellas personas que no padecen alguna infección respiratoria, y recuerda que su utilización debe dejarse a enfermos y a quienes cuidan de ellos en viviendas y hospitales.

Facua hace mención a la página web del Centro de Prevención y Control de Enfermedades de Europa (ECDC, por sus siglas en inglés), que en un apartado dedicado a información y prevención por el nuevo coronavirus advierte de que el uso de mascarillas es eficaz para evitar que las personas infectadas esparzan el virus a su alrededor, pero que "no parece ser tan efectivo protegiendo a aquellos que no están infectados".

"Al no estar sujetas a regulación, no ofrecen un cierre aislante alrededor de la cara y varían ampliamente en tipos y calidades", indican desde Facua citanto un artículo del British Medical Journal que concluye que pueden llegar a ofrecer protección a personas que conviven con portadores de infecciones respiratorias, pero sólo si se utilizan correctamente, desde los primeros días de la enfermedad y combinadas con otro tipo de medidas de seguridad.

Así, Facua incide en que la OMS recomienda su uso sólo si hay sospecha de infección por el coronavirus en "personas con síntomas respiratorios" que "deberían ponerse una mascarilla quirúrgica y buscar atención médica si experimentan fiebre, tos o dificultad para respirar". Por el contrario, para las personas sin síntomas, aconseja no usarlo "dado que no hay pruebas de su utilidad en proteger a personas sanas".

De igual forma, el Ministerio de Sanidad español ha lanzado una serie de recomendaciones entre las que no se encuentra el uso de mascarillas por parte de aquellos que estén sanos. En concreto, el Gobierno indica que deben adoptarse las medidas genéricas de protección contra enfermedades respiratorias: realizar una higiene de manos frecuente, evitar el contacto y mantener una distancia de al menos un metro con personas que muestren evidencias de una afección de este tipo -tos o estornudos- y cubrirse la boca y la nariz con pañuelos de papel desechable o de tela a la hora de toser o estornudar.

Además, Facua también alerta de que la compra masiva por parte de los ciudadanos de estas mascarillas puede suponer un auténtico problema de abastecimiento para hospitales o centros de salud que sí necesiten de su uso y recoge las indicaciones de la OMS que señalan que "llevar mascarillas quirúrgicas cuando no está indicado puede causar un coste innecesario, dificultades de abastecimiento y crear una falsa sensación de seguridad que lleve a descuidar otras medidas esenciales como la higiene de manos".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios