Cádiz

El Centro Comercial Abierto se reinventa para atraer compradores al casco histórico

  • El colectivo cambia de imagen y da un giro "radical" para echar un pulso a las grandes superficies

Manuel Queiruga, presidente de Cádiz Centro Comercial Abierto, ayer ante el nuevo logotipo del colectivo. Manuel Queiruga, presidente de Cádiz Centro Comercial Abierto, ayer ante el nuevo logotipo del colectivo.

Manuel Queiruga, presidente de Cádiz Centro Comercial Abierto, ayer ante el nuevo logotipo del colectivo. / c.z.

Comentarios 1

Renovarse o morir. Sobre todo, después de un año "nefasto" y de una campaña de Navidad en la que el Ayuntamiento "no nos hizo ni caso", que fue "la gota que colmó el vaso" y que resultó ser "un desastre". La claridad con la que se expresaba ayer Manuel Queiruga, presidente de Cádiz Centro Comercial Abierto, concuerda con la intención de este colectivo que ayer presentó en sociedad un cambio de imagen y un giro en sus objetivos para el comercio del casco histórico. CCA presentaba ayer en la sede de la Confederación de Empresarios el estudio interno que sustenta la transformación "radical" de asociación en centro comercial. De momento, nuevo logotipo, creado por Cadigrafía.

"Nos quitamos la chaqueta de asociación y nos ponemos la de centro comercial para hacer competencia a los que nos la han hecho siempre, aprovechando que este centro comercial se enclava en una ciudad con una historia de 3.000 años", aseguró Queiruga. La idea es "venir, sentir, disfrutar y, de camino, comprar. No hay centro comercial con este atractivo y por eso vamos a involucrar no solo al comercio, también a la hostelería, hoteles, empresas turísticas, cultura, el ocio... el centro comercial es de toda la ciudad. Y es necesario combinar la oferta del comercio con las actividades que se generen en el centro". Según el presidente, "antes estábamos pendientes de las ayudas de las administraciones para subsistir más que del público que debíamos atender. Eso va a cambiar".

Un año nefasto y una desastrosa campaña de Navidad han colmado el vaso"Los objetivos son claros: los habitantes de la Bahía y los turistas de cruceros

En el Centro Comercial Abierto tenían claro que "o cerrábamos o dábamos un giro total". Una de las misiones fundamentales es "redefinirse". Queiruga promete "promoción, promoción y promoción", pues "hay que traer gente a Cádiz y ser la mejor oferta comercial de la provincia". Y son dos los objetivos claros a los que atraer: los más de 600.000 habitantes de la Bahía de Cádiz y los turistas que llegan en los cruceros. En cuanto a los pasajeros de los buques, Queiruga ahondó en la necesidad de unificar criterios, horarios, estudios de mercado... Pues a su juicio "hay desconocimiento en cómo hay que prepararse para la llegada de los cruceros". La intención es informar en los propios barcos sobre la oferta comercial del casco histórico, además de proponer cursos de formación en idiomas para los comerciantes.

El acto de ayer contó además con la presencia del presidente de la CEC, Javier Sánchez Rojas, el gerente de la Asociación de Detallistas de Mercados Municipales, Francisco Álvarez, e Ignacio González, de Cadigrafía, y el fotógrafo Cata Zambrano como empresarios colaboradores.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios