Los proyectos pendientes en Cádiz para 2019

Diez claves para 2019

  • Hay una fecha que va a marcar el nuevo año: mayo, cuando se celebren las elecciones municipales

  • Todo, o casi todo, va a girar alrededor de esta votación

El carril bici estará terminado a lo largo de 2019 El carril bici estará terminado a lo largo de 2019

El carril bici estará terminado a lo largo de 2019 / Julio González

El turbulento año de 2018 da paso a un 2019 lleno de incógnitas. Y de elecciones, lo que no ayudará a normalizar los ánimos. Un año, además, que  nace con demasiados temas pendientes del ejercicio recién concluido a pesar de que muchos de ellos llevan el cartel de urgentes desde que se plantearon por primera vez.l turbulento año de 2018 da paso a un 2019 lleno de incógnitas. Y de elecciones, lo que no ayudará a normalizar los ánimos. Un año, además, que  nace con demasiados temas pendientes del ejercicio recién concluido a pesar de que muchos de ellos llevan el cartel de urgentes desde que se plantearon por primera vez.

Los comicios municipales de mayo marcarán todo el año, a la vez que habrá que esperar si se adelantan las elecciones generales y el efecto que en el día a día tendrá la constitución del nuevo gobierno autonómico andaluz, ya en manos del centro derecha.Todo ello en una ciudad que aunque crece en su faceta de capital turística, no avanza en su desarrollo social duramente afectado por las crisis económicas que ha sufrido en los últimos años.

¿QUÉ PASA CON LA JUNTA? La llegada del centro derecha al gobierno de la Junta ofrece una imagen desconocida hasta ahora, cuando se van a cumplir cuarenta años de ayuntamientos democráticos. El color político ha cambio en San Juan de Dios pero hasta ahora ha permanecido inalterable en San Telmo.

La derecha llega a la Junta cuando ésta tiene un amplio listado de proyectos pendientes en la ciudad. El desarrollo del mismo quedó plasmado en una serie de acuerdos cerrados en un histórico encuentro celebrado en su día entre la entonces presidenta, Susana Díaz, y el alcalde de Cádiz, José María González. Como importante complemento posteriormente se firmó otro acuerdo para la instalación de la Ciudad de la Justicia en terrenos cedidos por la ciudad en los antiguos depósitos de la Tabacalera.

El nuevo gobierno tendrá que aclarar si asume el convenio sobre este equipamiento judicial o si, por el contrario, lo rompe y opta, como dijo el PP en la campaña electoral, por retornar a la primitiva ubicación en San Severiano. A la vez, llega con las manos libres para tirar ya Tiempo Libre para la construcción de un nuevo hotel, mientras que tendrá que definir con agilidad el resto de las operaciones pendientes en la ciudad, si de verdad se quiere dar una nueva imagen de efectividad de la administración regional. Y en este proceso será esencial aclarar si se quiere o no un nuevo Hospital Regional. Si es sí, el PSOE les dejó mucho trabajo adelantado.

Habrá que ver si hay buena relación entre las dos instituciones o si, por el contrario, hay reticencias. Sin olvidarnos que todo puede cambiar en mayo.

LAS ELECCIONES MUNICIPALES Porque en mayo la gestión del equipo de José María González pasará el examen de las urnas. Hace unos meses se afirmaba desde el corazón de esta formación que sólo ellos mismos podían estropear a última hora una gestión que, creían, les iba a permitir triunfar en mayo de 2019. Mal fario, porque en apenas unas semanas se han acumulado errores de gestión, algunos tan dañinos para la imagen de la coalición de izquierdas como el fracaso de la iluminación navideña, que le pueden haber dañado electoralmente.

La llegada de VOX es una incógnita. Lo mismo es una guillotina para los interés del PP de volver al gobierno que impulsa el voto conservador el próximo mayo.

Frente a ello, el gobierno de coalición de izquierda apenas tiene cinco meses para presentar ante el electorado un final de gestión que tape los graves errores cometidos en diversos concursos públicos y la falta de inversiones en la ciudad. Lo cierto, también, es que la imagen pública de José María González apenas ha tenido desgaste, frente al hundimiento de la mayor parte de su grupo. La pregunta es cuál será el porcentaje de renovación de la lista y, también, cómo afectará a ésta la integración de Ganar Cádiz, que ya ha puesto sobre la mesa los primeros candidatos de su hipotética candidatura.

Además del PP, Ciudadanos podría quedar afectado por la evolución de su hipotética participación en el gobierno regional. Hay meses por delante para demostrar si son capaces de dar un decidido vuelco o no a la gestión de la Junta de Cádiz y, sobre todo, saber venderlo a la ciudadanía, sin contar el efecto negativo que para ellos va a tener la irrupción de Vox; en el PSOE todos son dudas, tras el descalabro en Andalucía y su inestabilidad nacional.

ELECCIONES GENERALES Hay que tener en cuenta que lo mismo ese domingo de mayo hay una urna más para votar el parlamento nacional.

No pensemos que tras construir el puente de la Constitución de 1812, el Estado ya tiene poco que hacer en esta tierra. Dejando a un lado el complejo administrativo de la plaza de la Constitución, que no es poco porque lleva dos décadas convertido en otro vergonzoso solar, el Ayuntamiento de turno tiene mucho que negociar, pedir y reclamar al gobierno central. Y puede darse el caso de que las tres administraciones, ayuntamiento, comunidad y Estado, estén gobernadas a partir de mayo por tres partidos diferentes. Un  perfecto puzzle en el que habrá que manejarse con mano derecha, o izquierda, para que la ciudad no pierda su turno en la ejecución de nuevas inversiones.

Por lo pronto, el Ministerio de Medio Ambiente, del que depende Costas, tiene pendiente la continuidad del ambicioso plan que en su día se anunció para recuperar las murallas que conforman toda la línea de costa en el casco antiguo y que se paralizó tras una primera fase ya ejecutada.

No olvidemos que tenemos ahí el castillo de San Sebastián, una auténtica joya en cualquier otra ciudad con conciencia, y dinero, patrimonial y que aquí al poco que nos despistemos entrará en una peligrosa ruina. Sabemos que el Ayuntamiento, gobierne la derecha o la izquierda, no tiene capacidad para afrontar sola su rehabilitación y que ésta no se puede alargar durante años. Es esencial la decidida implicación de todas las administraciones. Y en ello nos tendremos que poner a partir de mayo.

LA CIUDAD ASISTIDA Hemos cerrado con el contundente documento sobre el Plan Integral de Servicios Sociales. Nos aporta una imagen de la ciudad, de aquella parte de la ciudad más necesitada, extraordinariamente alarmante.

Con una capacidad inversora más que limitada, el Ayuntamiento de 2019 deberá tener en cuenta, sí o sí, a estos miles de gaditanos. No vale esconderse en la mejora de las perspectivas económicas globales gracias al crecimiento del sector turístico: más cruceros, más visitantes, una hostelería resurgiendo… Hay que plantear medidas para recuperar para Cádiz a esta parte del vecindario, desde la formación, la educación y la consecución de un empleo digno.

Este año es absolutamente obligatorio, si de verdad se busca un desarrollo sostenido y sostenible de la ciudad, recuperar a esta parte de Cádiz.

LOS SERVICIOS MUNICIPALES Este año los principales dolores de cabeza que ha sufrido el equipo de gobierno se han debido a fallos en la gestión de los servicios municipales. Esos que sirven para decir si la ciudad funciona o no; si por la noche se recoge la basura y se barren las calles; si los autobuses cumplen sus horarios; si el alumbrado funciona; si la playa está a punto…

Sin entrar a analizar las causas de tantos errores, el nuevo año se presenta también aquí en dos tramos. Uno nos lleva hasta mayo y las elecciones locales. Cinco meses en los que la coalición de izquierdas tendrá que enderezar el rumbo de la gestión interna del Ayuntamiento; otro estará protagonizado por la nueva Corporación. Aquí, suponemos que todos habrán aprendido de estos años.

Un año, además, que será esencial para poder contar de una vez por todas con el nuevo concurso del servicio de limpieza, pues ya no hay más prórrogas posibles, a la vez que tendrá que entrar también en vigor el nuevo contrato del transporte urbano. Antes, el Carnaval y la Semana Santa, con todos los concursos de servicios que hay que poner en marcha para que ambas fiestas funcionen por lo que respecta al papel del Ayuntamiento.

EL DESARROLLO TURÍSTICO Asumiendo ya el cada vez más importante papel que en nuestra economía tiene el turismo, el Ayuntamiento tiene previsto cerrar en el nuevo año un plan para evitar que zonas del casco antiguo acaben ahogadas por una presencia masiva de apartamentos turísticos, en detrimento de la presencia de viviendas en estos barrios. Cádiz capital es una de la ciudades donde más ha crecido este nuevo sector, que viene a salvar el importante déficit de plazas hoteleras en la ciudad.

A priori un plan con esta misión tiene lógica, y más si se quiere defender un casco histórico que aún tiene un potencial cultural y social muy importante. Sin embargo, esta operación debería de ir acompañada por una agilización de los innumerables proyectos hoteleros que se anuncian en la ciudad. Aquí el Ayuntamiento debe jugar un papel que facilite la gestión burocrática de estos proyectos. Todo para que este 2019 se pueden ver ya obras entre tantas promesas.

LA CIUDAD SOSTENIBLE  Si nada se tuerce, en unos meses estará lista toda la red de carril bici en la ciudad. Es un proyecto ambicioso que, con el apoyo económico indispensable de la Junta de Andalucía, juega un papel relevante en el desarrollo de una ciudad sostenible que pretende el actual gobierno. Un proyecto también valiente, tan dado como somos a la crítica ante todo lo que suponga progreso. Se trabaja ya sobre una zona delicada, el Paseo Marítimo (necesitado de muchas obras, no lo olvidemos), y en estas semanas se actuará de lleno en otra zona aún más complicada como es la ronda de circunvalación del casco antiguo.

A la vez, en 2019 tendrá que iniciar el proyecto de peatonalización de la plaza de España, como forma de integrar en la trama urbana uno de los espacios más bellos de la ciudad. Aquí habrá que afinar también los trabajos a realizar y aprender de la peatonalización parcialmente frustrada, como la vecina de la plaza de Argüelles.

Unido a estos dos proyectos, sería interesante comenzar a discutir este año en la reordenación del Paseo de Canalejas, como verdadera puerta a la ciudad desde el mar.

EL DESARROLLO DE LA ZONA FRANCA  El desarrollo del polígono exterior de la Zona Franca es uno de los grandes fracasos de la ciudad en la última década. De la ciudad y del Estado, del que depende esta institución que cumple ahora 90 años.

En este caso, más que en otros, habrá que estar expectantes ante las elecciones municipales y, sobre todo, a las generales si acaban adelantándose. Lo cierto es que la reordenación de este inmenso suelo no puede esperar más, sobre todo cuando ya se han elaborado todos los informes técnicos necesarios. Hay que buscar industrias y reordenar empresas, más en suelo de Altadis, como única forma que tiene la capital de crear un empleo que vaya más del comercial y turístico.

EL NUEVO PUERTO Pero donde hay más incógnitas es en el suelo portuario. La llegada de la derecha al gobierno de la Junta provocará  el cambio al frente de la Autoridad Portuaria, con la salida de José Luis Blanco, que podrá marcharse con la cabeza bien alta.

Las tareas para el nuevo año son muchas y vitales para Cádiz. Por lo pronto debe clarificarse ya el planeamiento definitivo de la unión entre puerto y ciudad y el diseño que se va a dar a la reurbanización del antiguo muelle Reina Sofía. Directamente conectada con esta operación está el proyecto de un hotel de cinco estrellas, el primero de la ciudad, a levantar en los terrenos de la Ciudad del Mar. E igualmente relacionado con todo este proyecto está la reanudación del túnel que conectará los trenes de mercancías con la nueva terminal de contenedores, para la que la APBC busca usos alternativos para darle ya rentabilidad.

Este año, también, el puerto verá pasar por su interior el trazado del carril bici. Será la ruptura más clara de la verja del muelle y una manera provisional de visualizar este ansiado proyecto que, bien diseñado y ejecutado, tendrá un papel más que relevante en el necesario impulso económico que necesita la capital.

OBRAS PENDIENTES Una de las críticas que se han hecho al gobierno de José María González es la ausencia de obras en la ciudad, acostumbrado como estabamos a ellas durante la gestión de Teófila Martínez. 

Ahora que hay presupuesto parece que la cosa se anima, cierto que en parte con proyectos financiados por la Diputación o por Aguas de Cádiz, que se ha convertido en la marca municipal más dinámica.

Hay actuaciones ya desarrolladas como la remodelación parcial de la avenida de Astilleros. El Ayuntamiento de izquierdas ha logrado cerrar un convenio que se había complicado durante el mandato del PP. Será por ello esencial el año que ahora entra para aclarar fechas para el inicio de la definitiva reordenación de esta arteria, tan importante para el acceso al casco histórico. Por su complejidad, y coste, es lógico pensar que habrá que esperar algo más de este año para ver el inicio de estos trabajos. Sí esperemos que la iniciativa privada inicie ya las obras en el mercado gastronómico en la vieja estación de Renfe y el hotel en el edificio del vestíbulo.

Este año será también el año de la Edusi, que se centra en varios de los barrios con más necesidades sociales del Puerta Tierra.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios